Las segundas hipotecas son para el verano

Las segundas hipotecas son para el verano

A las puertas del verano es habitual que las familias comiencen a planificar las vacaciones para los meses estivales. El alquiler de un apartamento en la playa, la reserva del hotel en la costa y los más privilegiados la compra de una segunda residencia en un entorno turístico o rural. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría antes de la crisis, las hipotecas para segunda vivienda son más difíciles de conseguir. El comparador financiero HelpMyCash.com nos muestra las mejores hipotecas para segundas residencias y los requisitos necesarios para conseguirlas.
Mejores hipotecas para segunda vivienda de este verano
Una de los mejores préstamos hipotecarios del mercado actual, es la Hipoteca Naranja para Segunda Vivienda de ING DIRECT. Ofrece uno de los plazos más largos para este tipo de producto, hasta 35 años; la financiación más amplia, hasta el 75 %; y el interés más bajo, euríbor + 0,99 %. Además está totalmente libre de comisiones y solo exige contratar dos seguros: vida y hogar.
La Hipoteca Freedom + de Mediolanumtambién cuenta con unas condiciones muy atractivas. Un plazo de hasta 30 años, financiación de hasta el 70 %, interés de euríbor + 1,09 % y dos seguros: vida y hogar.
Y por último, hay que destacar también la Hipoteca Santander, que ofrece una financiación de hasta el 70 %, en un plazo un poco más bajo (25 años), pero con un interés muy competitivo de euríbor + 0,99 % a partir del tercer año. A cambio, es necesario contratar seguro de vida y seguro de hogar, además de domiciliar nómina y recibos, lo que por otra parte es una buena noticia porque permite sacar rentabilidad al contratar la cuenta 1|2|3 del Santander que renta hasta el 3 % TAE.
Dos requisitos indispensables para firmar una hipoteca para segunda vivienda
Los bancos exigen más garantías a los clientes para conceder crédito para segundas viviendas, ya que suelen encontrarse en zonas turísticas, que dificultarán la venta al banco si el cliente deja de pagar la vivienda. Además ante la dificultad económica, el hipotecado dejará de pagar antes su segunda residencia que la vivienda habitual. Por estos motivos los bancos exigen:
Disponer de ahorros superiores al 35 %
Actualmente, los bancos suelen pedir un volumen de ahorro, aproximado, del 35 % del valor de la vivienda (20 % del valor de compraventa más un 15 % en gastos de gestión) para conceder una hipoteca para primera residencia. Sin embargo, para las hipotecas de segunda residencia la banca exige un porcentaje mayor. Normalmente conceden un 70 % de la financiación para estos préstamos hipotecarios. 
Como consecuencia el cliente debe aportar un 30 % de ahorro para cubrir la parte que el banco no financia del valor de compraventa y un 15 % más para los gastos de formalización de la hipoteca y la compraventa. En total un 45 %, es decir 45.000 € de cada 100.000 euros.
Ingresos más elevados
Para conceder cualquier tipo de financiación hipotecaria, los bancos exigen un alto nivel de solvencia. Lo que se traduce en puesto de trabajo fijo y con experiencia, además de ingresos elevados, normalmente superiores a los 2.000 euros.
La cuota no puede suponer un importe superior al 35 % de los ingresos, por lo que las hipotecas para segunda vivienda exigen sueldos más elevados ya que conceden menos plazo, por lo que la cuota media es más abultada que la de un préstamo hipotecario normal.

En una hipoteca para vivienda habitual el plazo medio es de 30 años, pero puede llegar hasta los 40 años, como en la Hipoteca Naranja de ING DIRECT. Sin embargo, en las hipotecas  para segunda vivienda el plazo medio es de 20 años.

La penúltima estafa de falsos revisores de gas que se aprovechan de nuestros mayores

Como ya hemos venido denunciando en varias ocasiones, los delincuentes se arovechan de los mayores, por su mayor vulnerabilitat. El esquema es siempre el mismo, y aunque han sido detenidos varias veces, siempre salen impunes, listos para repetir la estafa.
Los Mossos d'Esquadra han detenido a 13 personas acusadas de formar una banda de revisores del gas dedicada a estafar a ancianos. Como comerciales puros y duros de la empresa Renuevagas, hacían puerta fría, hasta que encontraban a una víctima adecuada, normalmente, personas mayores, a ser posible con problemas de memoria. Entonces les avisaban de que necesitaban mejoras en sus estufas de butano, seguros, revisiones en las instalaciones del gas, cambiar piezas... De todo con tal de que las víctimas pagasen cantidades que oscilan entre los 60 y los 3.300 euros. La red montó seis empresas, legales, a través de testaferros, con las que ingresó 588.000 euros de las estafas pagadas con tarjeta. Los Mossos calculan que la cifra se podría multiplicar por 10 contando los pagos en efectivo.
La investigación arranca en 2015, cuando una de las víctimas, un anciano con Alzheimer, denuncia que le han estafado 41.000 euros fraccionados en 41 pagos. El grupo llegó a visitarle hasta 60 veces en dos meses. A partir de ahí, la policía catalana va deshaciendo la madeja, hasta llegar al grupo de seis empresas, constituida la primera de ellas en 2012, con autorización para hacer esas revisiones.
La policía no niega que quizá en alguna ocasión hiciesen revisiones debidamente, según contó ayer el subinspector Josep Antoni López, subjefe del Área de Investigación Criminal de Barcelona. Pero la inmensa mayoría de las veces que tocaban el timbre de la puerta de un anciano era sencillamente para estafarle. A una de sus víctimas llegaron a instalarle un filtro de un acuario diciéndole que era un detector de humo.
En un vídeo grabado en la casa de un estafado se ve cómo uno de los revisores dice haberle colocado una alarma. Le pretende cobrar 200 euros, pero el anciano solo tiene 60. Regresa al mes siguiente, y entonces le habla de un seguro a cinco años por una estufa de butano, por el que le cobra 290 euros. La víctima se queja amargamente de que es la segunda vez que vienen, y le cobran y dice que no llega al final de mes. “Yo no lo entiendo”, va repitiendo. A lo que el estafador le responde: “Me he preocupado porque le hagan la revisión y no le cobren tanto y encima se queja. ¿Yo qué culpa tengo?”. Y va reformulando esa misma idea varias veces. Los Mossos tienen acreditadas ocho víctimas, pero cree que posiblemente haya muchas más que no se atrevan a denunciar por vergüenza o porque ni siquiera son conscientes.
Los líderes del grupo eran dos libaneses, un padre, de 60 años, y un hijo, de 30, ambos con antecedentes por tráfico de drogas. A través de dos testaferros españoles, montaron las empresas, y luego se nutrieron de una red de operadores, nueve en total, que ejecutaban la estafa. “Incluso aprovechaban para hurtar en las casas”, explicó López. El hijo se encuentra en prisión por un intento de homicidio, y toda la organización junta suma 160 antecedentes.
López insistió ayer en rueda de prensa en que los revisores del gas autorizados por las compañías suministradoras jamás cobran al momento. “Te llega en la factura”, repitió, y la empresa avisa con un mes de antelación. También detalló que en este caso los detenidos llevaban un datáfono para cobrar los ancianos y acompañaban al cajero a aquellos que solo tenían una libreta bancaria.

Mini préstamos para salir de ASNEF mucho OJO

No pidas mini préstamos para salir de ASNEF sin seguir estos 3 consejos

Estar en ASNEF o en cualquier otro fichero de morosidad implica no poder acceder a ningún producto bancario de financiación, lo que supone un inconveniente importante si necesitamos grandes cantidades de dinero. Afortunadamente, existen algunas empresas que nos pueden conceder mini préstamos para pagar las deudas por las que estamos inscritos y salir así de la lista de impagados, aunque antes de contratar sus productos es recomendable tener en cuenta diversos aspectos para evitar problemas de endeudamiento.
Como apuntan desde el comparador financiero HelpMyCash, los minicréditos son productos que pueden ir muy bien para solucionar situaciones concretas (en este caso, para saldar deudas), pero como su precio es elevado, siempre debemos usarlos con responsabilidad. A continuación se enumeran varias claves que nos ayudarán a conseguir mini préstamos sin temor a terminar sobreendeudados.
1.       Pedir dinero sólo a prestamistas de confianza
En primer lugar, sólo debemos solicitar financiación a prestamistas privados que sean totalmente transparentes en las condiciones de sus productos y que estén operando de manera legal en nuestro país. Para comprobarlo debemos leer detenidamente el contrato y fijarnos en los datos de la empresa y todas las cláusulas referidas a las características del mini préstamo solicitado (importe, plazo de reembolso, honorarios, sanciones por demora, etc).
Un ejemplo de prestamista seguro es Cashper, una compañía perteneciente a la entidad financiera maltesa Novum Bank que ofrece mini préstamos de hasta 500 euros a devolver en un plazo de 15 o 30 días. Esta empresa, que cumple con la normativa vigente y cuya página web incorpora varios protocolos de seguridad, también presta dinero a los solicitantes que están inscritos en listas de morosidad como ASNEF, aunque solo si disponen de los ingresos suficientes para devolver el mini crédito.
2.       No solicitar un mini préstamo sin estar seguros de poder devolverlo
Tampoco es aconsejable pedir un mini crédito si no disponemos de los ingresos suficientes para poder reembolsarlo dentro del plazo seleccionado. En el mejor de los casos, la empresa rechazaría nuestra solicitud, mientras que en el peor escenario, incurriríamos en el impago del mini préstamo y se nos aplicaría una serie de sanciones por demora que encarecerían significativamente el precio del producto.
Además, para evitar posibles problemas en la devolución del dinero, debemos pedir solo el dinero que necesitemos y tenemos que elegir una fecha de vencimiento que nos permita amortizar el mini crédito sin complicaciones. Si aun así no podemos reembolsar el producto dentro del plazo, algunas empresas como Kredito24 nos permitirán pedir una prórroga de hasta 30 días. Este servicio tiene siempre un coste asociado, pero sale más a cuenta que pagar las comisiones e intereses de demora.
3.       Contratar mini préstamos solo de manera puntual

Finalmente, hay que tener muy claro que los mini préstamos solo deben solicitarse de manera puntual. Por sus características (importe reducido, plazo corto, concesión prácticamente inmediata…), estos productos nos pueden venir bien para solucionar un problema concreto que requiere de una respuesta económica rápida, pero su uso reiterado puede causar graves problemas de endeudamiento. En ese sentido, es importante que no contratemos un mini crédito para pagar otro, pues correríamos el peligro de acabar entrando en una espiral de deudas de la que nos sería muy difícil salir.