Mostrando entradas con la etiqueta Viajes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viajes. Mostrar todas las entradas

Otra agencia de viajes que estafa a miles de personas

Lamenablemente, es una historia que se repite frecuentemente, con la excusa de la crisis. La impunidad en este puto pais sale gratis. Cuantas ilusiones y esfuerzos se han ido al garete, por culpa de unos desaprensivos. 
Ahora es el turno de la agencia de viajes www.tu-tiempolibre.es de la empresa Dreamwings Tours, S.L. nif B74358508, con domicilio en C/ Paulinovicente 2, 3º C - Lugones  33420  - (Siero) - Asturias, cuyo administrador es Jorge Martinez Alvarez y su Socio es Realeva Suarez, segun datos que constan en el registro.
Nueve meses de preparativos. Lo mismo que dura un embarazo. Pero el que prometía ser el viaje de sus vidas no ha salido como esperaban, básicamente porque nunca llegó a producirse. Patricia y sus 69 compañeros de promoción han desperdiciado un tiempo precioso en recaudar dinero para su esperado viaje fin de curso a Riviera Maya. 930 euros por persona que se han colado por el desagüe de manera imprevista, cuando la agencia con la que habían contratado el viaje entró en números rojos.
“Menudo palo”. Como coordinadora del viaje, Patricia asegura sentir una tristeza infinita ante semejante desenlace. “Llevábamos meses organizandoactividades para conseguir dinero”, explica a El Confidencial. Desde venta de camisetas, sudaderas, bolígrafos, libretas, broches o lotería de Navidad hasta fiestas universitarias a precio amigo. Los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo lo probaron todo para financiar sus vacaciones. Incluso habían preparado dos calendarios: uno benéfico, cuyos beneficios fueron a parar tanto al bote para el viaje como a una asociación del síndrome de Rett, y otro de desnudos.
Estudiantes de Medicina de la Universidad de Oviedo
Estudiantes de Medicina de la Universidad de Oviedo
El entusiasmo quedó reducido a cenizas hace apenas unos días, cuando el administrador de la agencia Tu Tiempo Libre anunció en la propia página web el cese de todas sus operaciones “ante la falta de visibilidad financiera”. Los estudiantes de Medicina no fueron los únicos que se quedaron con la cara desencajada. Alberto debería estar en estos momentos también en Riviera Maya con su pareja, un viaje por el que pagó 2.028 euros por una oferta que en realidad costaba 3.200, como ha podido saber después.

Adiós a la luna de miel

Xavier ya sabía que esta agencia low cost “trabajaba con márgenes muy ajustados”, pero nunca había tenido problemas hasta ahora. Ha perdido la nada despreciable cantidad de 9.600 euros en tres viajes que tenía contratados. Lo que no podía imaginar era la sed especuladora de la que fue su agencia de confianza durante cinco años. Hace un mes se alarmó al descubrir que el localizador de su vuelo estaba cancelado. El pago nunca se efectuó, por lo que no había billete. Pero el dinero ya no estaba en la cuenta de Xavier sino en los bolsillos del administrador de la agencia, Jorge Martínez.
Te lo mando mañana mismo, tranquilo. Lo soluciono sin falta en cuanto llegue a la oficina”. Martínez estuvo semanas dando largas a los clientes hasta que dejó de contestar. Silencio absoluto. “Nos tuvo un mes en vilo hasta una semana antes del despegue, cuando ya te acojonas”. Los clientes acusan al administrador de estafa y apropiación indebida por destinar su dinero a otros fines que nada tienen que ver con el viaje contratado. Xavier y su novia se han quedado sin luna de miel, “un viaje importante que sólo haces una vez en la vida”.
Nueva York era uno de los destinos de muchos de los clientes. (Corbis)
Nueva York era uno de los destinos de muchos de los clientes. (Corbis)
El plan era volar desde Barcelona a Los Ángeles para acabar en París, pasando antes por Las Vegas, Washington, Nueva York y Punta Cana. Tendrán que dejarlo para otra ocasión. Quizá el año que viene, porque “sacar un vuelo ahora de un día para otro es prohibitivo”. Este joven catalán tenía previstos además otros dos viajes a Guatemala y Cuba en octubre, esta vez por motivos de trabajo.

Atascada en Paraguay

Peor aún lo está pasando Lorenza, que tras viajar a su país de origen para visitar a sus hijos tras cinco años sin verlos, se ha encontrado con una desagradable sorpresa en el aeropuerto: no tiene vuelo de vuelta. Su amigo Alberto no puede quitarse el sentimiento de culpa, pues fue él quien le recomendó esta agencia. Por eso y porque Lorenza “es como de la familia”, va a costearle el pasaje para que pueda regresar a España, donde trabaja. “No podemos dejarla tirada”. El precio de cada billete asciende a más de mil euros.
Comunicado de la agencia Tu Tiempo Libre.
Comunicado de la agencia Tu Tiempo Libre.
 AMPLIAR
Alberto denuncia premeditación en los actos del administrador. “Este tipo es un caradura. Él mismo me ha reconocido por teléfono que sabía que era una estafa”. Xavier tampoco duda de su intención de timar a los clientes desde su marcado cambio de actitud. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con Jorge Martínez, pero no ha obtenido respuesta.

Toda la familia en la estacada

Lola y sus 13 hermanos, sobrinos, hijos y cuñados han perdido nada más y nada menos que 22.800 euros este verano. Estaban a punto de cumplir el sueño de conocer Nueva York, con excursión a las cataratas del Niágara incluida. Hoy era el día de partida. Avión, hotel, seguro… todo estaba previsto menos la desilusión. La familia se percató de la quiebra de Tu Tiempo Libre apenas hace una semana, aunque dan las gracias por haberse quedado tirados en España y no “por ahí”.
O si no que se lo digan a Joan y sus tres amigos, que ahora mismo están enVietnam pero todavía no saben si tienen vuelo de vuelta. O a Álvaro, que ahora mismo está en Los Ángeles y ha perdido 730 euros. Su idea era viajar desde allí a Riviera Maya con un amigo. María y sus nueve amigas han tenido que renunciar a sus vacaciones en Perú porque no pueden asumir el coste de un nuevo billete. “No sólo hemos perdido dinero, también ilusión y los nueve meses que te tiras preparando un viaje como este”, se queja. Y así hasta cientos de casos.

“Que pague por lo que ha hecho”

Denuncia presentada por uno de los clientes.
Denuncia presentada por uno de los clientes.
 AMPLIAR
Los afectados se han puesto manos a la obra para reclamar lo que les corresponde a través de una demanda colectiva. Acusan al administrador de “apropiación indebida del dinero, estafa y engaño”, pues el responsable de la agencia no solo no compró los billetes en el momento del pago, sino que ocultó la situación y continuó “ofreciendo falsas esperanzas a los clientes hasta el último momento”, denuncian los clientes en un comunicado.
La mayoría también ha puesto demandas individuales para que el administrador pague por los supuestos delitos que ha cometido. “Que le metan en la cárcel y pague por ello. Su abogado defensor dice que es fruto de una mala gestión de la empresa, pero en realidad nos ha estafado”, asegura Xavier. Pero recuperar el dinero es otra cosa. Este joven no alberga demasiadas esperanzas. “Si el tío se declara insolvente, no vamos a ver un duro”, lamenta. 

Mi Camino de Santiago III

El presente diario recoge las impresiones de mi Camino de Santiago realizado del 4 al 7 de septiembre de 2014 entre las localidades de Saint Jean Pied de Port y Estella.

 

Jueves 4/09/2014 Zubiri.


Escribo desde el albergue de Zubiri, después de una deliciosa etapa. Es la segunda jornada del Camino que en esta ocasión hago con mi hija Maite

Salimos de Madrid en coche el día 2, llegamos a Pamplona al mediodía y dejamos aparcado el coche. Tomamos un bus a Saint Jean Pied de Port donde llegamos a las cuatro.

St Jean es antiguo, bello y lleno de turistas y peregrinos. Tras dar una vuelta por el pequeño pueblo medieval paramos en el arco de entrada de una de las puertas donde un par de hippies llamaron nuestra a atención. Eran dos españoles, pero iban por separado. Uno de ellos, Pablo, tocaba la guitarra y cantaba. Era un andaluz muy simpático que vivía de ocupa en el pueblo con una chavala “ahijada” y el padre de esta, un borrachín, ambos franceses. Pablo nos invitó a cantar, nos integramos y pasamos un rato muy divertido. Maite cantó California Dreams  con mucho gusto y fue muy aplaudida. Se unieron unos brasileños y montamos una buena juerga.



Interrumpimos la fiesta para regresar al albergue y cenar. El hospitalero, Joselu, de Vera de Bidasoa, montó un role playing un poco místico pero interesante. Así aprendimos que los huéspedes eran bastante mayores y de diversas nacionalidades. Bastantes americanos, también holandesas, americanos y canadienses. De los 20 huéspedes, solo 3 éramos españoles. Con el paso de los días, concluí que el perfil tipo de estas jornadas era una mujer americana jubilada.

El día siguiente, 3 de septiembre, lo empleamos en cubrir la durísima etapa Saint Jean Pied de Port – Roncesvalles. Nueve horas de caminata, 1.200 metros de desnivel y 27 kilómetros.

Un prolongado puerto, propio del Tour de France, iba formando un rosario de peregrinos de avanzada edad que con dificultad superaba la subida. El día, completamente soleado, transcurría y los kilómetros caían. Mi gran preocupación antes de empezar era la resistencia de Maite. Ante mi sorpresa, apretó el acelerador y adelantamos a un sinfín de peregrinos a un ritmo infernal. La etapa acaba con una pronunciada bajada a Roncesvalles.






Una agencia de viajes de Ascao tima a decenas de inmigrantes que volvían a su hogar

Cuando se llama al teléfono, no da ni opción a que haya un timbrazo. Suena un pequeño pitido y una voz femenina dice mecánicamente: «Viajes Priede está de vacaciones del día 30 de julio al 31 de agosto. Gracias», y adiós. Con este mensaje, aparentemente inofensivo, se han arruinado las ilusiones de decenas, quizá cientos, de inmigrantes que habían depositado su confianza y su dinero en una agencia de viajes.



Tras unos días de locos en las comisarías del aeropuerto y Ciudad Lineal, la Policía ha recibido casi un centenar de denuncias por estafa contra la agencia de viajes Priede Vuelapronto S.L., situada en el barrio de Ascao.

La situación ha afectado a muchos vecinos de la zona, ocupada en gran parte por inmigrantes, que habían comprado billetes para volver a sus países este verano. Hay víctimas de Ecuador, Bolivia, Paraguay... Y también unos pocos españoles, aunque son los menos. En las denuncias el relato siempre es similar: compraron el billete, pagaron en efectivo, les aseguraron que todo estaba correcto... Y echaron el cierre sin dar explicaciones. Cuando los viajeros han ido al aeropuerto o han llamado a las compañías con las que tenían que volar, la respuesta siempre era la misma: «Les han estafado».

El sistema que ha usado esta agencia consistió en realizar reservas pero no pagarlas, por lo que se han anulado automáticamente, aunque los clientes ya habían facilitado el dinero a Vuelapronto.
 
Ahora la Policía está tratando de agrupar todas las denuncias, porque de momento se han centrado en las dos comisarías mencionadas, pero podría haber muchas más en otras dependencias y, sobre todo, muchas víctimas que aún no conozcan el engaño. Heber, ecuatoriano, es uno de los que ya lo sabe y ha denunciado: «Hace ocho años que no voy a mi país. Iba a viajar con mi pareja y he estado ahorrando un año. Compré un billete en marzo para ir a Guatemala y de ahí tenía que volar a Ecuador, pero ahora no tengo nada. Me han estafado 2.560 euros».

Las cifras, que son altas en todos las denuncias, son peores en el caso de Sandra, también ecuatoriana: «El 14 de marzo fui a buscar los billetes. Compré tres por un total de 4.180 euros, y fui a esa agencia porque hace dos años ya volé con ellos. Mi hijo tenía el billete para salir el 21 de junio, y ya está en Ecuador, pero mi marido y yo teníamos que viajar a Quito el 1 de agosto y aquí estamos. Mi marido fue el martes [día 29] a la agencia y le dijeron que el vuelo estaba confirmado. Al día siguiente vio la tienda cerrada, empezó a llamar y sólo salía el contestador. El jueves [día 31] fue al aeropuerto y le dijeron: 'Ah, ¿usted es de los de Vuelapronto? Les han estafado'. Además, mi hijo ahora está allí y tiene que volver solo. Si le pasa algo también será culpa de la agencia», concluye Sandra.
Cartel de los afectados colocado en la tienda.
Cartel de los afectados colocado en la tienda.
Como Heber y Sandra, las decenas de inmigrantes que querían volver a pasar una temporada a sus países han tenido que trabajar mucho y ahorrar para volver a casa. Y ahora no tienen ni viaje ni dinero. En la mayoría de los casos, los afectados han reconocido sin dudas a la directora de la agencia, la venezolana Mary Carmen Priede, como una de las dos personas que les dijo que todo iba bien. La otra mujer que aparece en las denuncias es una empleada llamada Jimena.

Mary Carmen, de unos 45 años, ha tenido ya una agencia de viajes en la zona centro durante más o menos una década, según datos del Registro Mercantil. La de ahora, Vuelapronto, fue constituida hace algo más de tres años.

La Policía está buscando tanto a Mary Carmen como a Jimena para tomarles declaración y, en su caso, detenerlas por un presunto delito de estafa continuada. Según los cálculos de las denuncias recibidas, la cantidad global que han perdido los clientes de la agencia ronda, por el momento, los 150.000 euros. Aunque es probable que aparezcan muchos más, porque los que se han percatado del timo son los que tenían que viajar justo estos días y han ido a la agencia o al aeropuerto a reclamar, pero puede haber otros que tengan billetes para mediados de este mes o para septiembre.

En la mayoría de los casos, las denuncias también recogen que la agencia fue dando largas a los clientes y a muchos les citó para que fueran a recoger su billete o a reservar los asientos del avión el día 31 de julio, pero el 30 ya estaba cerrada a cal y canto. Todos empezaron entonces a llamar por teléfono, pero al otro lado sólo contesta la voz mecánica.

Mi Camino de Santiago II


El presente diario recoge las impresiones de mi Camino de Santiago realizado del 19 al 24 de abril de 2013 entre las localidades de Sarria y Santiago de Compostela.

Viernes 19/04/2013 21:00 Restaurante El Mirador. Portomarín.


No parece una buena forma de comenzar un diario de viaje, pero lo cierto es que llevamos varias horas bebiendo. No sé si podré explicarlo bien.

Hemos llegado a las 16:30 después de terminar la 1ª etapa del Camino. Indecisos, hemos comenzado con un Gin Tonic al que han seguido varios más. Un pequeño lío de coches ha dilatado la tarde y ha aumentado el número de Gin Tonic. Varias horas pasadas al sol en un delicioso atardecer, como delicioso ha sido el día. Mientras escribo estas líneas contemplo el espléndido atardecer en el restaurante con vistas al río Miño embalsado y esperamos al resto de la tropa para cenar.

Pero quizá debería empezar por el principio. Es decir, ayer.

Todo comenzó en la estación de tren de Villalba, en Madrid. Rober y Paz nos recogieron a Rafa y a mí. Tras varias horas de coche llegamos a Sarria, comienzo del viaje.

Nos alojamos en el hotel Roma, al lado de la estación donde finalizó mi anterior Camino.

Tras unas compras peregrinas, recibimos al resto de la compañía: Nacho, Manolo, Pedro, Josefina y Carmen. Cenamos bien en el malecón de Sarria y nos fuimos a dormir.

Esta mañana Nacho no nos ha acompañado y ha ido en coche por su cuenta. El resto hemos comenzado un día glorioso. Fresco al principio, soleado todo el tiempo, primaveral y lujurioso. Por demás, apenas había carretera o coches. Caminos, ríos, regatos, flores, ranas, vacas y algunos, no muchos, peregrinos.

A medio día, un bocata en un bar del Camino, cercano al bocata perfecto. Es cuando te detienes y ves pasar los peregrinos que hacen el Camino cuando te das cuenta de la gente que te acompaña. En esta ocasión vemos a un grupo grande de chavales franceses, unas coreanas que se han puesto hasta arriba (y que encontraremos a diario), tres mujeres americanas…

Mi Camino de Santiago

El presente diario recoge las impresiones de mi Camino de Santiago realizado del 17 al 21 de septiembre de 2012 entre las localidades de Ponferrada y Sarria.

 

Lunes 17/09/2012 16:00 Autobús a Ponferrada

 

Salvo desgracias, un viaje no puede empezar peor. He perdido el autobús de las 9:30. Lo he visto salir, le he hecho señas al conductor pero no se ha detenido. Mal rollo. Vuelta a casa en metro y a esperar un nuevo bus. Esta vez si lo he pillado.

Dice un afamado bloguero que no entiende como en España, con la que está cayendo, el servicio es tan malo y la gente tan poco amable. La Estación Sur de Autobuses de Madrid es un buen ejemplo: caras largas, monosílabos tono de “no me molestes”.

El caso es que el bus ya está en marcha. El retraso me obliga a replantear las etapas del viaje si es que en algún momento las he tenido claras. Esta noche dormiré, creo, en el albergue de Ponferrada y mañana ya veremos. Las comunicaciones no son buenas y mi idea es tomar un “Tren-Hotel” nocturno en Sarria, provincia de Lugo, la noche del viernes. Total cinco noches y cuatro días de marcha. Un dolor en el pié derecho (sobrecarga metatarsiana o clavo) hace que todo esté en duda. ¿Cuánto aguantaré?

El bus va medio vacío pero se ha sentado a mi lado una chica negra americana. Me ha parecido buen modo de comenzar el viaje pegar la hebra con ella, pero la chica no es del mismo parecer. En una breve conversación me ha informado de que va a Bembibre. Me ha resultado insólito y ella me ha explicado que juega en el equipo de baloncesto local. De hecho, la chica es enorme así como sus dos amigas que la acompañan. Tres la corta plática hemos dejado de hablar.

Este viaje me recuerda inevitablemente al que realicé a Etiopía hace algo más de un año. Escribiendo el diario en el bus y sin tener la certeza de cómo iba a acabar cada jornada. Entonces la máxima era: cada día pasa algo inesperado. Este será distinto, no hay duda. Menos sorpresas y de distinto tipo. Pero viajando solo estás más expuesto al mundo y habrá sorpresas sin duda. Como empezar con seis horas de retraso.


Chai, chai

Guardo variados recuerdos del tren. En tiempos, circunstancias y países distintos. En los últimos años lo relaciono con un funcional medio de transporte que, a primera hora del día, limpio, silencioso y a alta velocidad, me transporta en poco mas de dos horas a mi destino y me lleva por la tarde a casa de forma que a la noche no se realmente si he estado o no de viaje. Pero el tren es también otra cosa. ¿Recuerda usted los trenes de largo recorrido? ¿Ha pasado una noche en tren? Sí, quizá sí. Le propongo realizar un viaje conmigo. En tren. Muy lejos. Por la India.

Para seguir leyendo puedes Descargar Chai, chai


Mi viaje a Etiopía


Cuando mi hermana Miren me anunció que iba a Etiopía de cooperante durante 5 meses cambié mis planes y decidí ir a visitarla alejándome por unos días de mi mujer y mis hijas. Este es el diario de mi viaje de dos semanas a tan remota tierra donde cada día pasa algo. Agradezco a Miren (te quiero) todo su soporte material y emocional. También a la adorable Eva, cooperante y compañera de piso de Miren ( I miss you so much, Eva). Coincidí en fechas con Chelo y Gisela y realizamos parte del viaje juntos. Sin su apoyo todo hubiera sido mucho mas complicado. Agradezco a Kine, Tomi, Azeb, Bocat, Rogel, Melaku, Bety, todos los conductores y cobradores de autobús y todas las maravillosas personas etíopes que han hecho que este viaje sea tan distinto para mí.
6-6-2011. Camino de Wondo Genet.

El autobús que nos lleva a Gisela, Chelo y a mí, circula por la sabana africana. Hay pocos árboles. Alguno muy grande y antiguo. El color es amarillo grisáceo y hay abundante matorral. El terreno es muy llano y la carretera es ancha de dos carriles con muy pocos vehículos. Está muy tranquila, pero la salida de Addis ha sido caótica. Mucha gente a los lados de la carretera, las mujeres vestidas con colorido africano y muchos hombres también. El campo está siendo labrado con arado romano. Hay mucho ganado: vacas y cabras. Ocasionalmente se ven marabúes y garzas. Hace poco hemos visto una manada de camellos.
Ahora pasamos por una zona de enormes y modernos invernaderos. Una parte de las construcciones son las tradicionales chozas redondas africanas de adobe y techo de paja. En los pueblos predominan las chabolas de adobe, planta cuadrada y techo de lata. Y gente, siempre mucha gente. En el autobús todos van vestidos a la occidental. Más de la mitad tiene móvil.
En conjunto, en el paisaje, las personas, el autobús, hay una mezcla de tradicional y moderno, donde lo que predomina es el cutrerío del subdesarrollo.

Addis es una ciudad enorme, llena de gente. Nosotros vivimos en Bole, el barrio del aeropuerto cerca de Bole Road, una gran avenida moderna con edificios altos y centros comerciales. Sin embargo no debe dar la sensación de plenamente homologable con Europa. Socavones, charcos y tramos sin acera nos recuerdan la latitud y longitud en que nos hallamos. La cudad es amable y segura.
El resto de la ciudad está plagada de tiendas, cafés y gente deambulando. Por la noche la semioscuridad es ubicua...