Mostrando entradas con la etiqueta Un minuto para la reflexión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Un minuto para la reflexión. Mostrar todas las entradas

Un minuto para la reflexión: MIRA AL HORIZONTE

No, no tiene valor
aquel que va sin saber su camino.

Si es por ese camino que tú vas,
dale un vuelco al corazón,
mira al horizonte
y márcate el camino,
conforme a tu naturaleza.

Fuiste hecho a imagen y semejanza de Quien todo lo hizo,
          todo lo ama,
          todo lo espera...
para guardarlo todo en su corazón, tan abierto como el horizonte.
(Retrasmisión de la Cope)

Un minuto para la reflexión: VIDA

Buscas definir tu vida
buscando el cuándo, el dónde,
y tal vez el cómo, 
y olvidas lo que dijo el Poeta:
          “Vivir es aparejar la vela 
           mientras dura el sueño”
y cuando llegues al Puerto,
verás que el sueño, tiene rostro de Padre,
que te ha estado esperando
                                                     con los ojos abiertos.
                                     (Retrasmisión de la Cope)

Un minuto para la reflexión: PLENITUD

Cuando has tenido la sensación de sentirte vacío,
completamente vacío,
es cuando comienzas a sentir
la necesidad de llenarte,
y has podido decir
con el poeta:
                 “Las lagunas de mi alma,
                   las he llenado de Ti”
y ya, Dios dentro,
es vacío lo que queda fuera.
                                               (Retrasmisión de la Cope)

Un minuto para la reflexión: TE HAS PUESTO EN CAMINO, ¡SIGUE!

Ahora que la ceniza te ha dicho
qué eres y quién eres,
haz bueno el camino que comienzas.

Abre los ojos
a la luz que se adivina al final del camino;
 allí, en el horizonte de tu vida,
y dale a tu rostro la sonrisa
por encontrarse a gusto cambiando el corazón.
Deja a un lado la tristeza de tus sombras,
vístete de sinceridad y cíñete de amor,
y tras pedirle a Dios que guíe tus pasos,
empieza a caminar... ¡en paz!
(Retrasmisión de la Cope)

Un minuto para la reflexión: LOS OTROS


El poeta me dijo: 
 “Cada día que pase has de decirte: 
HOY HE NACIDO” 
 Yo te digo lo mismo. 

Y... desde el brocal de la noche, te invito 
a que te sea propicio a cada instante el bien y la alegría, 
a que sea tu paz la de los otros, 
tu llanto, el que tiemble en los párpados ajenos, 
y tus latidos, los latidos de cuantos corazones palpitan en el mundo. 

Ya lo sabes. 
Cada día que pase has de decirte: 
“HOY HE NACIDO TAMBIEN PARA LOS OTROS” 
(Retrasmisión de la Cope)

Un minuto para la reflexión: SUEÑA

                                  Sueña, que no es malo soñar.
                                  En sueños habló Dios muchas veces al hombre.
                                  Así está escrito.
                                  Sueña.
                                  Pero has de seguir, cuando despiertes,
                                  llamando al sueño, sueño,
                                  aunque puedas hacerlo realidad.
                                           Sueña, pues.

                                  Dijo el poeta: “SOÑAR ES VER” 
                                          Y... ¡quién sabe qué ventanas
                                          que dan al Infinito, nos abren los ensueños!....
                                                                                                                                                                           (Retrasmisión de la Cope) 

Un minuto para la reflexión: AMOR SIN MEDIDA

Algo en nosotros, sigue siendo necesario y urgente:
llenar de AMOR el corazón, la vida, el alma...

No, no dejar un resquicio, una rendija,
por donde pueda entrar algo que no sea AMOR.

          Vivir de tal manera,
          que a las puertas de Dios,
          la tarde aquélla,
          en que vayamos a ser examinados,
          podamos decir con el poeta:

 “Hay tanto AMOR en mi alma, 
que no queda ni el rincón más estrecho para el odio” 

         Y... la tarde aquella, comenzará la VIDA.
                                                                                                  (Retrasmisión de la Cope) 

Un minuto para la reflexión: PAN COMPARTIDO


Pide tu pan cada día a Dios,
y apréstate a partirlo y repartirlo
con quienes no tienen voz y fuerza
para pedirlo,
que Dios te ha hecho a ti,
a quien El da su pan,
distribuidor del mismo.

Los pueblos lo saben, aunque los hombres lo olvidan.
Se decía:
 “Antes de abandonar el mercado, ved que nadie se marche con las manos vacías”.

Porque el Espíritu, Señor de la tierra, no dormirá en paz sobre los vientos,
hasta que las necesidades del último de vosotros, no sean satisfechas.
(Retrasmisión de la Cope)

Un minuto para la reflexión: LA LUZ

Hace tiempo, la cadena Cope fue emitiendo día a día, estos “minutos para la reflexión”. Son destellos de Vida y Luz que, con su belleza, profundidad y poesía, iluminan nuestro camino. Los iré plasmando aquí periódicamente, con el deseo de que este “minuto” se prolongue a lo largo de todo el día, en cuantos tenéis la gentileza de acercaros a mi blog. Gracias por vuestra visita.
Aquí os dejo el primer minuto
 
Ama la luz que nace de la LUZ,
y apuesta por la Luz
que salta por encima del horizonte
          Y cuando sientas nacer el claror,
          cuando sientas la luz dentro de ti...
          ¡No la guardes!
          Abre de par en par las puertas de tu alma
          y deja que salga...
Que no es la luz semilla para enterrar,
sino para depositarla en el viento
y dejarla que se expanda.

Así lo hace Quien dijo que es la LUZ.