Mostrando entradas con la etiqueta Miscelánea. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Miscelánea. Mostrar todas las entradas

Cómo conjugar un flechazo y una traición

Comienzo una serie de naderías verbales, que serán unas veces fruto del cansancio, otras del ocio y otras, acaso las más, de la sequía de inspiración bloguera. Hoy se trata de un ejercicio sencillo, escolar, que muestra cómo con pocas palabras y su adecuada combinación se puede insinuar la historia de un FLECHAZO, seguido de una TRAICIÓN amical (cámbiense los sexos en caso de exigencia de género, pues tanto monta):

Yo la miro,
tú la miras,
ella te mira,
nosotros nos miramos,
vosotros os miráis,
ellos me miran...

El sexo del lenguaje (playero) y otras bagatelas


1. Ayer tarde. Ardía junio con brisa del Sur en la playa de Cádiz. Mi hija creyó haber pisado blando y viscoso:

- Papá, he pisado un alga.

Y yo, que reivindico los perfiles del lenguaje, le contesté muy ufano:

- ¿No será un algo, hija? En las playas abundan los algos.

* * *

2. También ayer. La memoria me trajo un grafitti de retrete. Sobre el WC una inscripción rotulada y transgresora: Debajo de la tapa está la playa.

* * *

3. Lo he dicho en Facebook: la Gran Araña que ha tejido esa macro tela-red ya ha empezado a devorarnos. Va por orden alfabético.