El IRPH como índice de compañía

Se acepta IRPH como índice de compañía

La cotización en negativo del principal índice de referencia de las hipoteca españolas ha levantado una nube de polvo acerca de las posibles maniobras que la banca podría sacarse de la manga, para frenar la hemorragia de intereses. El comparador financiero HelpMyCash.com nos advierte de una de las tácticas empleadas por los bancos más previsores: referenciar la hipoteca al IRPH Entidades más un diferencial, si el euríbor deja de existir o cotiza negativo.

El IRPH + diferencial como sustituto no es negociable

Es habitual que en la mayoría de los contratos hipotecarios, las entidades reflejen un índice de referencia sustituto por si el índice principal desaparece. En las hipotecas con euríbor a 12 meses el más empleado es el IRPH Entidades
Lo que hasta ahora no era muy común, es que el contrato hipotecario estipulara que el banco tiene vía libre para sustituir un índice que cotice al 0 %.
La incorporación del IRPH como índice auxiliar tiene una letra pequeña y es que mantiene el diferencial, por lo que si una hipoteca tenía euríbor más 1 % mutará a IRPH + 1 % y el interés total se disparará, ya que el IRPH cotiza al 2 % y el euríbor al -0,008 %.
La fórmula sustitutiva IRPH más diferencial no es negociable, por lo que los hipotecados que tengan revisión del préstamo hipotecario en los meses que el euríbor cotice a cero o en negativo y tengan esta condición en su contrato,  podrían pasar a pagar una hipoteca con IRPH + diferencial.

Pasar a IRPH incrementaría la cuota en 100 euros
Una hipoteca a 25 años, con un capital pendiente de 100.000 euros y un interés de euríbor más 1 %, con revisión en marzo, tiene una cuota mensual actualmente (aplicando euríbor de febrero de 2015) de 388 euros y anual de 4.700 euros.
Si en la revisión de marzo se aplicara el euríbor actual, el importe de la cuota mensual sería de 377 euros y el coste anual de 4.524 euros. Sin embargo, si nuestra hipoteca incluye una cláusula que estipula un cambio a IRPH más un diferencial cuando el euríbor está en negativo o al 0 %, la cuota que tendríamos que asumir escalaría hasta los 475 euros mensuales y a los 5.700 euros anuales.
El cambio generaría un incremento del coste del préstamo hipotecario de 100 euros mensuales y 1.200 anuales.

Si hemos firmado una hipoteca con esta propiedad, poco podemos hacer, pero si vamos a firmar un préstamo hipotecario debemos comprobar si se incluye esta condición. Ya que, aunque no podamos negociar la incorporación del IRPH más un diferencial como índice sustituto, si podremos intentar negociar la posibilidad de que no se contemple este cambio cuando el euríbor esté en negativo

Ésta es una pirámide y no la de Keops

Los pasados 14, 16 y 18 de marzo, Mary Kay, la multinacional estadounidense de venta de cosméticos a domicilio, celebró en Barcelona, Bilbao y Madrid sus XX Jornadas. Para el evento celebrado en la capital, la compañía alquiló por un día el Barclays Center, el palacio de deportes donde suele jugar el Real Madrid de baloncesto y donde tocan los grupos de música más relevantes. El pabellón, con una capacidad máxima para 16.000 personas, se llenó de madres, hijas, sobrinas y cuñadas de Mary Kay, como se denomina a las empleadas por cuenta propia de la empresa, denominación que van tomando en función de cómo escalan en su pirámide de éxito.
El proceso empieza cuando una persona, calificada como consultora de belleza (CB), capta a otras mujeres a las que convence al ofrecerles un curso demaquillaje gratuito. Al mismo tiempo, les propone ser una vendedora o CB al explicarles que se trata de “una oportunidad de negocio inmejorable”, de “reconocimiento personal” y que “te hace sentir importante”, según documentación interna a la que ha tenido acceso El Confidencial. Cuando la promotora persuade a 25 nuevas CB, se convierte en madre y crea una unidad.Las seducidas se convierten en sus hijas, las cuales pasan un periodo de prueba en forma de compra de productos a Mary Kay para venderlos posteriormente a nuevas clientes y aspirantes a consultoras de belleza. Las novicias serán a su vez las sobrinas y las cuñadas de la primera.
La pirámide de 'Mary Kay'.
A partir de ese momento, la compañía monitoriza todo el progreso o el fracaso de la 'familia'. A la empresaria que ha creado su unidad con 25 CB, se le exige un crecimiento del número de miembros de su tribu y de la producción (ventas). Por ejemplo, se les anima con mensajes mesiánicos -'Traza un buen camino'- que alcancen a 50 personas porque Mary Kay Ash, la fundadora de la empresa en los años setenta, “nos decía: acuérdate de que 30 es solo el principio, el verdadero éxito comienza con los 50. Aprende las reglas y comienza a trabajar”, según reza el decálogo para 'Conseguir los FABULOSOS 50'. Para ello se le da un periodo de seis meses en los que tiene que alcanzar una facturación de 25.000 euros y conseguir mantener un grupo de 50 personas.
Mes a mes, Mary Kay envía a las llamadas empresarias su hoja de cálculo en que les indica si van cumpliendo o no los objetivos. Si lo logran, pasan al siguiente escalón, alcanzan otro estatus, con el consiguiente cambio de chaqueta de traje. Porque en función de su cualificación, las trabajadores pueden vestir falda gris con chaqueta roja (aspirante), con chaqueta negra(empresaria) y camiseta negra o blanca, según su lugar en la pirámide. Las jefas nacionales llevan un traje malva, que las distingue como muestra de éxito en la pirámide que en España dirige Eva Aznar como directora general. Es lo que llaman “escalera del éxito”.
Las vendedoras de éxito de Mary Kay.
Las vendedoras de éxito de Mary Kay.
El problema es cuando la hoja de cálculo mensual indica que no llegan a los objetivos de producción y de captación. Si durante tres de los seis meses del periodo de evaluación están por debajo de lo que demanda la empresa (tamaño de la unidad, vendedoras activas, pedido medio...), pierden sus galones y su grupo pasa a la CB que mejor funciona. Según aseguran algunas de las afectadas por este sistema piramidal, cuando la jefa de equipo ve que va a perder su lugar en el escalafón, compra ella misma los productos en 'stock' para mantener el volumen y se los asigna a sus hijas, aunque posteriormente no los venda.
Para alimentar la maquinaria, la empresaria incentiva a sus CB en cada reunión semanal -son obligatorias- con regalos a las que más producen, como un viaje de fin de semana que, como el coste del local, corre a cargo de la madre. Ella anima a sus colaboradoras y Mary Kay a sus directoras para seguir engordando el sistema. Durante el periodo de calificación, los reconocimientos consisten, según la documentación a la que ha tenido este medio, en un 'banner' personalizado con el nombre de la unidad, con chapas exclusivas con frases de Mary Kay Ash para las consultoras y con una presencia especial en el escenario de las jornadas.
Si la empresaria ha alcanzado entrar en el Club de las 50, se le pide que llegue a los 75. La empresa le envía los retos a conseguir, con los premios y las penalizaciones. “¿Qué pasa si… cae una empresaria hija tuya durante la fase de calificación? Se le restará a tu unidad el número de CB de la unidad que se ha caído”. Pero si hace debutar a una empresaria hija, le dan un bono de 20 consultoras.
El objetivo de muchas es conseguir el Mini, el presunto regalo que las coloca en el 'top ten' regional. Pero el premio tiene truco, porque si durante los seis meses posteriores a que la empresa les ceda el coche en modo 'renting' (alquiler, con un máximo de 10.000 kilómetros al año) la nueva vendedora sénior no hace crecer su unidad en ventas y en personas, Mary Kay le descuenta la cuota mensual del coche de BMW. Si continúa creciendo, el siguiente reto es un Mercedes Clase C y después uno Clase E de alta gama.
Las jefas de Mary Kay, en el Barclays Center.
Las jefas de Mary Kay, en el Barclays Center.
La empresa les va avisando si están por encima o por debajo de sus metas. “¡Quedan dos meses de calificación! Trabaja la motivación, da seguimiento y anima a las consultoras de belleza de tu unidad a continuar con la pasión por compartir la oportunidad”, se indica en las cartas que enviaron en diciembre de 2016 a las jefas de equipo para ser reconocidas en “las Cortes” de las XX Jornadas Mary Kay, un acto de asistencia obligatoria y previo pago de una entrada que oscila entre los 15 y los 50 euros en función de si quieren estar más lejos o más cerca de las máximas responsables nacionales.
Lo mismo ocurre en el llamadoSeminario Mary Kay, que se suele celebrar en septiembre en el Hotel Auditorium de Madrid, evento al que tienen que acudir acompañadas de sus maridos o respectivas parejas. Ambos vestidos de gala, ella con traje de noche y él con esmoquin, previo pago de 70 euros. La presencia del cónyuge persigue motivar al núcleo de la familia en los objetivos comerciales de la empresa, pese a que en realidad la mayoría son empleadas autónomas dadas de alta en la Seguridad Social como vendedores ambulantes,pagando algo menos de 100 euros al mes.
Lo que investigan el Ministerio de Hacienda y el de Trabajo es que el importe que compran a la empresa en cosméticos no cuadra con lo que declaran, porque en muchos casos solo comunican las ventas con datáfono. El resto, las que hacen en metálico, no pasan por la Agencia Tributaria. Como se trata en la mayoría de menudeo, un número grande de pagos se hacen con dinero en efectivo. Pero a los inspectores no les encaja que adquieran productos por 1.000 euros a Mary Kay y facturen por 300, a lo que hay que unir los gastos del local donde celebran las reuniones de unidad, teléfono, luz, combustibles para desplazamientos y papelería con los eslóganes de la fundadora.
Una de las elegidas en el certamen como reina.
Una de las elegidas en el certamen como reina.
“Espectacular curso de líderes de equipo de Mary Kay España impartido por Jennifer Ayllon. ¡Qué orgullo de Área Villaverde! Ha sido un día magnífico, estoy tan contenta de veros brillar a todas las líderes de equipo, muchas de vosotras seréis empresarias dentro de muy poco. ¡Seguid brillando! Estoy muy orgullosa de cada una de vosotras”, sentencia Angélica Villaverde, la responsable de Madrid que fue una de las estrellas del Barclays Center junto con Olga Jiménez (Barcelona) y Altziber Etxebarrieta (Bilbao).

Financiar tu casa de vacaciones

Hipotecas para segunda vivienda
Cómo financiar una casa donde pasar las vacaciones
Estamos a las puertas de Semana Santa, fecha en la que muchas familias dejan la ciudad para pasar las vacaciones en una segunda residencia. Sin embargo, los que se plantean adquirir una segunda vivienda se encuentran con un problema: encontrar financiación para una casa de vacaciones es más complicado que conseguir una hipoteca normal. Por ello, el comparador HelpMyCash.com nos da consejos para poder firmar una hipoteca de segunda vivienda, además de repasar todas sus características.

Características de las hipotecas de segunda vivienda
Por lo general, no se aplican las mismas condiciones en las hipotecas de primera  vivienda que en las de segunda residencia. Estas últimas son productos con más riesgo para la banca, ya que cualquier familia dejaría de pagar antes su casa de vacaciones que su propio hogar. Las características que las definen a ambas difieren en algunos aspectos:
  • Menor financiación: con una hipoteca normal se puede lograr hasta el 80 % de la financiación (hasta el 100 % con hipotecas para pisos de bancos). En cambio, si hablamos de segunda vivienda, nos prestarán entre el 60 y el 70 % del valor de la casa.
  • Plazo más corto: para una hipoteca de segunda vivienda nos concederán, en general, entre 20 y 25 años para devolver la hipoteca, mientras que para una normal dispondremos de 30 o incluso 40 años.
  • Intereses más altos: como los bancos corren más riesgo con esta clase de hipotecas, se puede dar que nos apliquen un interés más alto.

Sin embargo, el comparador puntualiza que algunos bancos ya aplican las mismas condiciones para hipotecas de primera y segunda residencia. A pesar de esto, para acceder a mejores condiciones se suelen requerir perfiles económicos muy altos.

Requisitos para conseguir una hipoteca de segunda residencia
Las exigencias para acceder a las hipotecas se han relajado: no se necesitan tantos ahorros ni ingresos tan elevados como hace unos años. Sin embargo, siguen existiendo unos mínimos que cumplir. Además, cuando hablamos de hipotecas de segunda residencia, estos requisitos suelen ser más estrictos:

  • Disponer de ahorros, de entre un 30 % y un 40 % para pagar la parte que el banco no financia, más un 15 % para asumir los gastos de gestión e impuestos.
  • Ingresos más altos, de más de 2.000 euros al mes. Por descontado, un requisito imprescindible es contar con un trabajo estable. En general, se trata de demostrar una alta solvencia económica.
  • Para solicitar cualquier crédito al banco, un requisito imprescindible es no figurar en ninguna lista de morosos y no haber fallado ninguna cuota de otra hipoteca o préstamo personal.
  • En muchas ocasiones, el banco requiere de una persona que avale la hipoteca. Tener avalista siempre será un punto a nuestro favor, ya que los bancos confiarán más en nosotros.

2 formas de conseguir financiación para una segunda vivienda
Ya hemos visto que los requisitos para financiar una segunda vivienda pueden ser más estrictos. Por ello, desde el comparador se proponen dos formas de acceder a este tipo de hipotecas: 

  • Solicitar directamente una hipoteca de segunda vivienda, asumiendo condiciones más estrictas.
  • Rehipotecar la residencia habitual y con el capital prestado, pagar la segunda vivienda. Debemos tener en cuenta que con esta opción, en caso de impago corremos el riesgo de perder nuestro hogar.

Evita que te cuelen un billete falso



Organismos como el Banco Central Europeo trabajan de forma incansable en la mejora de los billetes y las monedas de euros. Se estima que existen en circulación más de 15.000 millones de billetes de euros a lo largo de todos los territorios de la Zona Euro. Estos billetes representan un valor agregado de 900.000 millones de euros y son utilizados diariamente por más de 338 millones de usuarios. Con datos te tal envergadura, es inevitable que aparezcan billetes falsos en circulación, no en vano, solo en el primer semestre de 2015 se retiraron 454.000 falsificaciones de la circulación. Se trata de una cifra bastante baja en relación al número total de billetes en circulación (un 0,003% aproximadamente), pero se debe seguir trabajando para mantener este número en niveles lo más bajos posibles, ya que la falsificación conlleva una serie de daños extremadamente graves para el sistema económico:
  • El aumento de moneda en circulación conduce a la inflación, con lo que el dinero sufre una depreciación en su valor real.
  • Genera desconfianza en los pagos en papel moneda.
  • Las empresas y usuarios víctimas de pagos con billetes falsos experimentan una pérdida de riqueza, ya que el valor de los billetes falsos no les es reembolsado.

Tan desastrosa puede ser la inyección de moneda falsa para una economía que esta medida fue utilizada por los nazis como arma durante la Segunda Guerra Mundial. La llamada Operación Bernhard, ideada por Reinhard Heydrich y ejecutada por el mayor de las SS del que tomó el nombre, Bernhard Krüger, supuso de la creación de todo un equipo dedicado a la falsificación de libras esterlinas. Este grupo, que operaban en el cuartel de las SS en Berlín en la Oficina 6-F-4, tenía un doble objetivo: por un lado, los nazis obtendrían financiación para operaciones de espionaje de la Gestapo y de las SS en el extranjero; y por otro, dañarían directamente a la economía británica a través de la inflación de su moneda. Estos hechos quedaron perfectamente reflejados en la película Los falsificadores (2007, Stefan Ruzowitzky), ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 2008.
Hoy en día sería muy complicado que llegase a montarse una operación de falsificación de tal magnitud, pero todavía podemos ser víctimas de alguna falsificación. Por ello, para protegernos contra el fraude, lo mejor es conocer el método recomendado por el Banco Central Europeo para la detección de billetes de euros falsos. Se trata de un sencillo método en tres pasos por el que podemos comprobar las numerosas medidas de seguridad de los billetes de euros: tocar, mirar y girar.

1. Tocar

Los billetes de euro son fácilmente reconocibles por su tacto firme y áspero que le aportan las fibras de algodón con que son fabricados. Además, algunas de las impresiones de los billetes están hechas con una tinta especial con relieve.
Las zonas donde es más fácil reconocer este relieve son en la cifra más grande de los billetes, en las letras y en la imagen o motivo principal de cada billete.
Por otra parte, los nuevos billetes de la serie Europa (en 2013 se introdujo el de 5 euros, en 2014 el de 10 euros y en 2015 el de 20 euros) incorporan una serie de líneas en relieve a los lados izquierdo y derecho para ser reconocidos más fácilmente por personas con problemas visuales. Estas líneas funcionan también como una de las nuevas medidas de seguridad que incorporan los billetes de la serie Europa.

billete azul veinte euros

2. Mirar

La vista suele ser el sentido más efectivo a la hora de reconocer un billete falso. Si miramos un billete de euro auténtico al trasluz, deberíamos ser capaces de identificar ciertos elementos que no se aprecian en una observación simple. Estos son la marca de agua, que revela un dibujo de una ventana; el hilo de seguridad, que está inserto en el billete a lo largo de su verticalidad y que debe incorporar el micro-texto EURO (o el símbolo € en los billetes nuevos de euro); y elmotivo de coincidencia, unas marcas impresas en la esquina superior izquierda del billete y en la misma posición del reverso, que solo vistas al trasluz forman la cifra de valor del billete como si de un puzle se tratase.
En los nuevos billetes de la serie Europa, debemos poder reconocer también un retrato de este personaje de la mitología griega.

3. Girar

Los billetes de euros incorporan una serie de elementos cuya apariencia varía en función del ángulo de incidencia de la luz en el billete y del ángulo de nuestra visión con respecto del mismo. Estos elementos son:
    • En billetes de 5, 10 y 20 euros, una banda holográfica en uno de los bordes verticales del billete. Al girar observaremos la cifra del valor del billete o el símbolo €.

billete cinco euros monedas
    • Por su parte, los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros incorporan un parche holográfico. El motivo de este parche variará desde la representación de una puerta o de una ventana, a la cifra del valor del billete.
    • Los billetes de 5, 10 y 20 euros cuentan además con una banda iridiscente en la que puede leerse el símbolo € así como el valor que corresponda al billete.
    • Los billetes de 50, 100, 200 y 500 euros tienen, en lugar de la banda iridiscente, una tinta especial para la impresión de la cifra del valor del billete en la esquina inferior derecha de su reverso. Esta tinta hace que el color de la cifra varíe de marrón a morado al girar el billete.

Ya hemos visto todas las medidas de seguridad con las que se diseñan los billetes de euros y que los hacen unos de los más seguros del mundo. Si seguimos estos tres sencillos pasos será muy difícil que nos puedan colar algún billete de euro falso. Y como regla de oro contra el fraude, si dudamos de la autenticidad de un billete de euro, nunca debemos aceptarlo.

Hipotecas que financian el 100%

¿Es posible conseguir una hipoteca que financie el 100 %?

Uno de los aspectos que más ha cambiado en la concesión de préstamos hipotecarios, tras la crisis económica, ha sido el importe de la financiación. Hace una década era una práctica habitual que las entidades concedieran una financiación del 100 %, incluso superior, ya que agregaban al importe total los gastos de apertura y costes de diferente índole, como el precio de una reforma o muebles para la nueva vivienda.

Actualmente conseguir una hipoteca 100 es más complicado, ya que los bancos normalmente solo conceden hasta un 80 % de la financiación. Sin embargo, todavía es posible firmar una hipoteca que cubra el importe íntegro de la vivienda. El comparador financiero HelpMyCash.com nos explica dos vías para conseguirlo.

Firmar una hipoteca para pisos de banco

Posiblemente ésta sea la forma más sencilla de conseguir una financiación del 100 % para la compra de una vivienda. Los bancos atesoran una cartera repleta de inmuebles provenientes de embargos o de promociones que nunca llegaron a venderse.

Para aligerar su bolsa de vivienda, las entidades optan por conceder una financiación mayor, que puede ser del 100 %. Convirtiéndose esta opción en un modelo más asequible para aquellas personas que disponen de ahorros, pero no los suficientes como para firmar una hipoteca con menor financiación.

Una de las mejores opciones financieras del mercado hipotecario actual que sufrague el importe total de la vivienda es la Hipoteca Altamira a tipo variable del Santander. La finalidad de este préstamo hipotecario es exclusivamente la compra de pisos de bancos. Concede un plazo de hasta 40 años, con un interés del 1,75 % durante los dos primeros años y después a euríbor + 0,99 %. Además, si se contrata toda la vinculación y disponemos de un perfil solvente, la entidad puede financiarnos el 100 % de uno de los pisos de su inmobiliaria.

Otro de los bancos que concede un 100 % de la financiación para la compra de sus pisos es el Popular a través de la Hipoteca Aliseda, que ofrece un plazo de hasta 30 años y un interés de euríbor + 0,90 % el primer año y euríbor + 1,25 % después.

Tener un perfil financiero por encima de la media

Una opción más remota, mediante la que podemos negociar una financiación del 100 %, es disponiendo de un perfil financiero de grandes garantías. Aunque hoy en día los bancos solo conceden una financiación de hasta el 80 % del valor más bajo entre tasación y compraventa, es posible optar a una subvención superior si contamos con los siguientes requisitos:
·         Trabajo fijo y con antigüedad: disponer de un empleo con una garantía de estabilidad, en un sector económico pujante. Ser funcionario es una gran ventaja para negociar una hipoteca 100, ya que este tipo de perfiles son los más solicitados por los bancos.

·         Ingresos elevados: si para una hipoteca que concede el 80 % se exigen nóminas superiores a 2.000 euros, para conseguir una mayor financiación necesitaremos unos ingresos más elevados.
·         Capacidad de ahorro y no tener deudas: contar con un expediente financiero inmaculado, en el que no se registren deudas pendientes.


Me compensa subrogar la hipoteca

¿Me compensa hacer una subrogación de hipoteca?

Si eres de los que piensan que estarás atado a tu banco durante los años que dure la hipoteca (generalmente unos 30) estás equivocado. La realidad es que estarás ligado a un banco, pero no necesariamente siempre debe ser el mismo. Existe la posibilidad de subrogar la hipoteca y cambiarla de entidad. ¿Cómo se hace? ¿Me saldrá a cuenta? El comparador de productos financieros HelpMyCash.com nos trae las claves para cambiar la hipoteca de banco y no arruinarse en el intento.
¿Cuándo es interesante hacer una subrogación de hipoteca?
Para empezar, debemos tener claro que a no todos los hipotecados les interesa cambiar la hipoteca de banco. La finalidad de la subrogación de hipoteca es mejorar alguna de las condiciones de la hipoteca actual, por lo que solo saldrá a cuenta si las hipotecas que se ofrecen en la actualidad son mejores que la nuestra. Con el traslado de la hipoteca a otra entidad tendremos la oportunidad de mejorar:
·         El interés: se podrá rebajar el diferencial, cambiar el índice de referencia (de IRPH a euríbor, por ejemplo) o incluso pasar de hipoteca variable a fija o viceversa.
·         Comisiones y productos vinculados: al subrogar la hipoteca deberemos firmar un nuevo contrato, en el que pueden figurar otros productos y servicios de la entidad e incluso, eliminar todas las comisiones.
·         Cláusulas abusivas como la cláusula suelo o unos intereses de demora muy altos.

Cambiar la hipoteca de banco: ¿por dónde empiezo?
Si en nuestro caso concreto creemos que cambiar la hipoteca de banco será una buena solución para ahorrar en nuestras cuotas, la primera condición que debemos cumplir es haber pagado un mínimo de 3 años de hipoteca en nuestra entidad. En caso contrario, ningún banco querría aceptarnos como nuevos clientes, ya que para ellos podríamos ser un perfil de “posible riesgo”.
Por otra parte, debemos saber que para subrogar la hipoteca no hace falta avisar a nuestro banco. Solo hay que encontrar una entidad que nos haga una oferta de subrogación y que ésta sea mejor que la contraoferta del banco actual (si decide hacerla).
Finalmente, antes de decidir si trasladar la hipoteca o no, debemos saber que la subrogación tiene un coste. Por eso, deberíamos hacer cuentas y valorar si con las nuevas condiciones amortizaríamos rápido el precio de la subrogación.


¿Cuánto cuesta subrogar la hipoteca?

El comparador HelpMyCash.com detalla los gastos asociados a la subrogación para saber si ,en nuestro caso concreto, nos saldría rentable o no cambiar la hipoteca de banco:
·         Comisión por subrogación: no todas las hipotecas la incluyen, pero en caso de que sí, no puede ser de más del 0,50 % los primeros 5 años y del 0,25 % a partir del sexto sobre el capital pendiente.
·         Notaría: estos gastos no suelen superar los 600 euros.
·         Tasación: entre los 200 y 400 euros.
·         Gestoría: se pueden negociar, aunque no suelen ser superiores a los 300 euros.
·         Registro de la propiedad: menos de 100 euros.

Por tanto, para una hipoteca media a euríbor + 2 % a 30 años, subrogándola a los 10 años, el importe de la operación ascendería a los 1.476 euros.
Con una nueva oferta de euríbor + 1 % amortizaríamos los costes de la subrogación en menos de 2 años y al acabar de pagar la hipoteca habríamos ahorrado unos 1.300 euros.



Desarticulada en Murcia una red internacional que estafó 2’5 millones de euros por internet

La Policía Nacional ha detenido en Murcia a 17 miembros de una red internacional responsable de estafar más de 2,5 millones de euros a ciudadanos de varios países, a los que hacían creer que habían ganado un premio de lotería o que eran beneficiarios de una herencia, por lo que debían hacer frente a los gastos de gestión para recibir el dinero.
La red también empleaba distintas técnicas para obtener los números de cuenta y claves de acceso de usuarios de banca electrónica, entre ellas elphishing, con las que hacían transferencias fraudulentas.
Las investigaciones se iniciaron tras detectarse la presencia en España de una red dedicada a estafas por internet, cuyas víctimas eran principalmente de Australia, Estados Unidos, Arabia Saudí u otros países con un elevado nivel de vida.
Esta red estaba especializada en dos tipos de fraude, la primera de estas estafas se trataba del tradicional timo de las “cartas nigerianas”, consistente en el envío de correspondencia postal o correos electrónicos haciendo creer a las víctimas que han sido agraciadas con un premio de la lotería española o que son beneficiarios de una cuantiosa herencia.
Los arrestados realizaban envíos masivos de
Los arrestados realizaban envíos masivos de "cartas nigerianas" (Otras Fuentes)
La segunda y más importante, consistía en obtener por medio de distintos métodos, entre los que predominaba el phishing, los números de cuenta de las víctimas, así como los códigos de su banca electrónica, con lo que conseguían hacer transferencias fraudulentas desde las cuentas de esas víctimas a las suyas sin que, en muchas ocasiones, los perjudicados se dieran cuenta.
En España el núcleo principal de la organización estaba establecido en las provincias de MurciaAlicante y Málaga, han explicado las fuentes, que han señalado que los miembros más destacados y con mayor responsabilidad dentro de la red eran de origen nigeriano, mientras que los españoles de la trama actuaban como “conseguidores” de las cuentas bancarias que utilizaban para ingresar los flujos de dinero obtenidos de forma fraudulenta.
Los ingresos que obtenía la red eran, en su mayor parte, enviados a Nigeria, bien como dinero en efectivo, o bien como capital mobiliario adquirido con ese dinero. En el marco de esta operación los agentes han detenido a 17 personas en la provincia de Murcia y han incautado material informático, teléfonos móviles, múltiples tarjetas SIM, así como de documentación acreditativa de las estafas realizadas, vehículos de alta gama y dinero en efectivo. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la UDEF Central y de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia

Los casos de fraude científico, la punta del iceberg de un problema ignorado

La primera regla del fraude científico es no hablar del fraude científico. La mala praxis investigadora no es frecuente, pero muchas veces ni siquiera sale a la luz. Su existencia pone en riesgo el alto prestigio del que goza la ciencia y provoca pérdidas económicas. En lo que llevamos de 2016, España ya ha asistido a los casos de dos investigadoras: una del CNIC y otra del IDIBELL, ambas en el punto de mira por supuestas irregularidades. Estas prácticas podrían ser más habituales de lo esperado y muestran la necesidad de tomar las medidas necesarias para detectar e impedir nuevos casos.
"Los casos que se denuncian suponen una fracción muy pequeña, la punta del iceberg", explica a Teknautas el presidente del Comité de Ética del CSIC, Miguel García. El problema en España y en otros países es que, aunque los estudios sugieren que el fraude científico es anecdótico, tampoco hay mucha información al respecto.
"Hay pocos datos a nivel nacional, no creo que nadie se haya preocupado mucho de hacer un análisis sobre la frecuencia del fraude científico en España", comenta García. El referente es, en su opinión y sin lugar a dudas, EEUU. De ahí salen la mayoría de estudios que permiten analizar la situación y que suelen calcular entre un 1 y un 2% de defraudadores. En Europa, aunque se hayan tomado más medidas que en nuestro país, "tampoco existe mucha información".
Hay pocos datos a nivel nacional, no creo que nadie se haya preocupado mucho de hacer un análisis sobre la frecuencia en España
El periodista científico Leonid Schneider ha denunciado varios casos de fraude a lo largo de su carrera, el último de ellos el del IDIBELL de Barcelona, y es mucho más pesimista sobre la frecuencia y el alcance del fraude científico, que considera "extendido y desarrollado". En su opinión, la comunidad académica tiende a "mirar hacia otro lado", por lo que el escándalo sólo se destapa cuando es "excesivo", bien porque los datos son inventados o porque mueren pacientes —como en el caso de Macchiarini—.
Daniele Fanelli es un investigador de la Universidad de Stanford especializado en el fraude científico. A diferencia de Schneider, no cree que exista una "epidemia" de fraudes, pero sí considera que la respuesta a estos casos y las medidas de prevención "podrían mejorar mucho".
El metaanálisis —estudio que toma los resultados de varios trabajos para obtener conclusiones más fiables— efectuado por Fanelli apoya esta tesis. Llevado a cabo a partir de dieciocho estudios y publicado en la revista PLOS ONE en 2009, concluyó que un 2% de los investigadores admite haber incurrido en malas prácticas, entendidas como fabricar, falsificar o modificar datos o resultados al menos una vez. El experto subraya que esta cifra es una media que variará entre países y campos.

Más preocupantes fueron los resultados sobre otro tipo de irregularidades consideradas "cuestionables": casi el 34% de los encuestados admitió haber incurrido en ellas. La cocina de datos es una práctica habitual que obedece a la máxima de "si los números no dan los resultados deseados, tortúralos hasta que lo hagan". En este sentido, otros estudios señalan la peligrosidad de estos sesgos, mucho más difíciles de detectar, más extendidos y a la postre más peligrosos.
La limitación de este tipo de estudios es que se basan en encuestas con preguntas comprometedoras —"¿alguna vez ha plagiado datos de otro investigador?"—, por lo que el mismo Fanelli admite en las conclusiones que los resultados son "conservadores" y que resulta difícil saber qué porcentaje de la investigación científica es fraudulento.
Aun así, si tomamos ese conservador 1% de científicos tramposos y lo aplicamos a España las cifras son preocupantes. Existen unos 200.000 investigadores en nuestro país, por lo que supondría que 2.000 profesionales han incurrido en malas prácticas en alguna ocasión a lo largo de su vida. "Muchos de estos casos no trascienden a la opinión pública, otros se ocultan", comenta García antes de remarcar que "la mayoría hace las cosas muy bien".
En torno al 2% de los investigadores encuestados admite haber incurrido en malas prácticas alguna vez en su vida
Para hallar la solución es necesario mirar a EEUU, donde existe una Oficina para la Integridad de la Investigación (ORI, por sus siglas en inglés) que se ocupa del sector biomédico —donde las consecuencias de un posible fraude pueden alcanzar a la salud pública—. García explica que los casos que llegan "son muchos menos" de los que corresponderían a esos porcentajes del 1% porque "unos no se denuncian y otros no salen de la institución". En cualquier caso, la resolución se publica en su web y en el Federal Register —equivalente al BOE— con las conclusiones y sanciones, que pueden incluir penas de cárcel.
Analizar un presunto fraude no es sencillo. García considera que hace falta un órgano que lo estudie mediante un procedimiento reglado, algo de lo que España carece. "Debería existir un comité de ética a nivel nacional como tiene el CSIC", lamenta. En realidad dicho organismo sí está creado, pues aparece en el Artículo 10 de la Ley de Ciencia de 2011 [PDF]. El problema es que nunca se ha puesto en marcha. Schneider lamenta esta carencia y defiende la necesidad de proteger a los "chivatos" que informen de estos casos. También considera que los inversores deberían exigir su dinero de vuelta cuando se detecte un fraude.
Que algunos casos no salgan de sus centros no quiere decir que se ignoren. Algunas universidades, como la de Valencia, cuentan con un órgano específico encargado de estos asuntos, aunque García aclara que es más habitual crear un comité cuando sea necesario. Schneider, pesimista, defiende que muchos investigadores cuyos trabajos son irreproducibles y están manipulados "son protegidos por la institución" y mantienen su financiación "como si nada". Pone como ejemplo el caso de Maria Pia en 2015, que en su opinión fue "enterrado" por el CRG de Barcelona.

Pérdidas económicas... y sociales 

Crear un organismo como el ORI en España podría parecer caro e innecesario si se tiene en cuenta la condición casi anecdótica de la mala praxis, pero los casos de fraude pueden suponer cuantiosas pérdidas económicas. Un estudio publicado en la revista PLOS Medicine calculó en más de 500.000 dólares los costes asociados a una única investigación fraudulenta en EEUU. Investigar los presuntos casos que salen a la luz superaría los 100 millones de dólares anuales.
Un estudio publicado en la revista 'PLOS Medicine' calculó en más de 500.000 dólares los costes asociados a una única investigación fraudulenta
Corrupción política, dopaje deportivo... Las trampas existen en todos los campos. Una forma de impedir su proliferación es tomar las medidas adecuadas para detectar y castigar estos comportamientos. Otra, atacar el problema de raíz. En el caso de los investigadores, y sin justificar el fraude, la presión por publicar puede llevar a la desesperación a los perfiles más impecables. Por eso Schneider considera que los científicos no deberían ser valorados por el prestigio de las revistas donde publican sino por "la verdadera calidad de su trabajo".
Las consecuencias de las malas prácticas entre investigadores trasciende las pérdidas económicas. García recuerda el caso de Andrew Wakefield y su trabajo fraudulento —movido por intereses económicos— sobre la relación entre la vacuna triple vírica y el autismo. El estudio fue publicado en 1998, pero no fue hasta 2004 que se demostró la trampa. Wakefield perdió su licencia de médico en 2010, pero las secuelas de sus actos todavía sobreviven en forma de movimientos antivacunas, que han llegado a provocar la reaparición de enfermedades erradicadas e incluso la muerte de varios niños. Al final los grandes perjudicados son la vasta mayoría de profesionales íntegros, y en última instancia el resto de la sociedad.