El acceso al crédito en las pymes

El 30 % de las pymes con necesidades de financiación no pudieron acceder al crédito en 2015

Alrededor de 200.000 pequeñas y medianas empresas que tenían necesidades de liquidez no tuvieron acceso al crédito durante la segunda mitad del pasado año. Una cifra alarmante, ya que, según el primer Informe sobre situación de las pymes en relación con la financiación ajena de SGR-Cesgar, “si estas compañías hubieran contado con liquidez, podrían haber creado 500.000 puestos de trabajo”. 

En diciembre de 2015, las pymes suponían el 99 % del total de las empresas con asalariados. Del total de las compañías españolas, 1.282.486 eran pymes de entre uno y 249 trabajadores que dieron trabajo a más de 7 millones y medio de asalariados, mientras que únicamente 4.079 tenían más de 250 empleados. Eso sí, contaban con más de 4 millones y medio de personas en sus filas. 

¿Por qué deniegan el crédito?

Según el estudio de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca, la causa principal de que casi un tercio de las compañías que necesitaban financiación para empresas no la consiguieran fue porque, directamente, ni siquiera intentaron conseguirla. Alrededor del 15,4 % de las empresas encuestadas no llegaron a solicitar financiación. El segundo caso mayoritario que justifica el fracaso al acceder al crédito fue que la entidad prestamista denegó la solicitud (6 %) o que aún no ha resuelto el proceso (3,7 %).
Parece ser que, además, una de las principales razones de que los bancos denegasen las líneas de crédito a las pymes fue que muchas de ellas no contaban con las garantías necesarias. 
3 trucos para facilitarnos el acceso al crédito
Es importante conocer los requisitos que exige cada entidad y analizar si los cumplimos. En caso contrario, cualquier solicitud será sinónimo de perder el tiempo. Es importante también presentar toda la documentación en orden. De hecho, en un 71,7 % de las veces en las que una entidad bancaria denegó un crédito a una pyme durante los últimos seis meses influyó el hecho de que no se presentaran unas cuentas adecuadas, según, una vez más, el estudio de CESGAR.

En segundo lugar, vale la pena analizar detenidamente las necesidades de circulante que tiene la empresa y su capacidad de endeudamiento. Debemos ser capaces de medir y evaluar correctamente la capacidad de endeudamiento de nuestra empresa, ya que estar sobreendeudados puede perjudicarnos sobremanera y, además, pedir más dinero de la cuenta puede ser motivo de rechazo por parte del banco, señalan desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com. 

Por último, ante las dificultades para acceder al circuito oficial del crédito, dominando por los bancos, se pueden considerar otras vías cada vez más populares como el equity based crowdfunding, el P2P lending, los business angels, el capital riesgo o las financieras que permiten conseguir líneas de crédito a través de Internet. Es el caso de Spotcap que ofrece hasta 100.000 euros en 24 horas con un plazo de amortización de hasta 12 meses, un tipo de interés desde el 0,5 % mensual y una comisión a partir del 1 % que se paga únicamente los dos primeros meses. Al ser una línea de crédito, solo se pagan intereses por la parte del dinero que se utilice. Para solicitarla es necesario tener un negocio registrado en España que facture al menos 50.000 euros anuales y que tenga una vida de como mínimo 12 meses.

Otra compañía de referencia en España, Iwoca, también permite conseguir financiación en 24 horas a través de Internet, aunque en este caso de como mucho 50.000 euros a devolver en un máximo de seis meses. Los intereses son del 3,5 % mensual y no tiene comisiones. Los requisitos de acceso son tener una empresa en España con al menos seis meses de vida.