Volverán las hipotecas con diferencial menor del 1%

¿Volverán las hipotecas con diferenciales por debajo del 1 %?

Esta semana ING Direct ha sido la primera entidad en mejorar su hipoteca después del verano y situarla con un diferencial por debajo del 1 %. En concreto, la Hipoteca Naranja ha pasado de tener un interés de Euríbor + 1,29 % a Euríbor + 0,99 %. Hasta ahora había otros bancos que ofrecían diferenciales al 1 %, pero desde HelpMyCash aseguran que ninguno supera a las condiciones de la entidad holandesa: una hipoteca totalmente libre de comisiones, con un plazo de hasta 40 años y con solo dos seguros obligatorios. ¿Significa esto que podemos esperar más rebajas que igualen o incluso mejoren las condiciones de esta oferta?
¿Hasta qué punto seguirán bajando las hipotecas?
Durante los primeros 6 meses del año, los bancos han rebajado el interés de sus hipotecas una media de entre 2 y 3 ocasiones. En enero de 2015, una hipoteca a Euríbor + 1,50 % era una muy buena oferta, en cambio, a estas alturas del año, la mayoría de las entidades sitúan sus préstamos hipotecarios a Euríbor + 1,25 %. Y es muy probable que estos diferenciales sigan una tendencia bajista durante los próximos meses.
A pesar de esto, es complicado que vuelvan los diferenciales tan bajos que teníamos antes de la crisis, al 0,40 % o incluso, al 0,30 %. En esos momentos, el Euríbor cotizaba por encima del 2 %, por lo que a los bancos les salía a cuenta ofrecer una hipoteca con un interés muy bajo. Actualmente, el Euríbor cotiza en mínimos, concretamente este mes de agosto marcará una cifra histórica y cerrará al 0,161 %, así que es poco probable que volvamos a ver esos intereses mínimos, pero eso no quita que en pocos meses encontremos ofertas superando la barrera del 1 %, hasta bajar al 0,75 %.
3 motivos por los que las hipotecas seguirán a la baja
Primero, estamos en plena guerra del diferencial y la competencia entre los bancos para ofrecer las mejores ofertas es muy alta. Seguramente que  el resto de las entidades no se quedarán de brazos cruzados mientras ING presenta una hipoteca que supera de lejos cualquier otra oferta del mercado.
Segundo, a diferencia de lo que pasaba hace un par de años, ahora los bancos disponen de mucha liquidez para prestar. En cambio, en 2012 las entidades tenían graves problemas para obtener liquidez y conceder hipotecas no era su prioridad.
Tercero, la recuperación del sector inmobiliario está ayudando al aumento de la concesión de hipotecas. Han remontado los precios y las ventas de viviendas, y como consecuencia, la demanda de préstamos hipotecarios.
No obstante, aunque las hipotecas nos parezcan mucho más baratas ahora, los bancos han encontrado otras fuentes de ingresos: a partir de los productos vinculados  y las comisiones. Así que hay que vigilar que, aunque la hipoteca tenga un diferencial muy bajo, no acabemos pagando de más a causa de estos seguros obligatorios.
Más de 3 años con hipotecas por encima del 1 %
Hacía años que no veíamos hipotecas con diferenciales por debajo del 1 %. Cuando estalló la crisis, el diferencial medio de las hipotecas crecía por momentos. En septiembre de 2011 el diferencial medio se situaba al 0,66 % y, en menos de un año, en septiembre de 2012 estaba al 1,81 %
Tanto es así que a finales del 2011 era muy complicado encontrar hipotecas por debajo del 1 %.Durante los siguientes años los diferenciales siguieron creciendo y se mantuvieron en valores altos, hasta que en 2014 empezamos a notar una ligera rebaja.