Siguen bajando las hipotecas a tipo fijo

Las hipotecas a tipo fijo se abaratan un 71 % en solo dos años

Si en 2013 la hipoteca a fija más barata aplicaba un interés del 4,90 %, en 2015 es posible encontrar ofertas desde el 2,05 %. ¿Son tan baratas como parecen? 

Las hipotecas a tipo fijo, es decir, las que no calculan su cuota a partir del Euríbor o el IRPH sino que establecen una mensualidad fija durante toda la vida del préstamo, están viviendo su mejor momento en España. Según un reciente estudio realizado por el comparador HelpMyCash.com, no solo hay más bancos que nunca que las ofrecen, sino que su tipo de interés medio aplicado ha pasado del 5,38 % de 2013 al 3,45 % en 2015, y todo con una financiación que por fin alcanza el 80 %, igualando la de las hipotecas variables. 

¿Por qué de repente son tan baratas?

Según fuentes bancarias, las entidades están aprovechando el período de tipos bajos para ofrecer hipotecas a interés fijo competitivas sin perder margen de beneficios, algo que no hubiera sido posible con tipos más altos. En otras palabras, mientras las entidades están financiando la compraventa de viviendas a un interés medio del 2,165 % (según el último valor del IRPH de mayo), pueden permitirse ofrecer hipotecas fijas al 3 % ya que, al menos de momento, se embolsan más ganancias. 

Eso sí, un vistazo más a fondo permite ver que las ofertas más baratas, alrededor del 2,5 %, son a menor plazo (10 o 20 años), es decir, que solo se conceden a clientes con muy buen perfil financiero, capaces de pagar una casa en 10 años. 

¿Qué debemos temer a la hora de la firma?

En general, hay que vigilar lo mismo que con las hipotecas variables: que no nos obliguen a contratar muchos seguros, que estos no sean muy caros… Pero también debemos fijarnos en la comisión de apertura, ya que suele ser más alta que en las hipotecas a tipo variable y rara vez es inferior al 1 %. Además, es aconsejable mirar la comisión de compensación por riesgo de tipos de interés que nos van a aplicar, ya que nos puede “cortar las alas” si, más adelante, queremos llevarnos a la hipoteca a otro banco. En concreto, esta comisión oscila entre el 0,50 % y el 5 %, por lo que si un día quisiéramos irnos a una hipoteca mejor podrían cobrarnos hasta 5.000 euros de cada 100.000 pendientes. 

¿Qué hipotecas fijas existen en el mercado actual?

Las tres hipotecas más baratas del verano llegan de la mano de Bankinter (2,05 % a 10 años), Bankoa (2,50 % a 20 años) y Kutxabank (desde el 2,50 % a 30 años), todas ellas con una financiación del 80 % y una comisión de apertura de entre el 0,10 % y el 1 %.