Los créditos en España de los más caros de Europa

Los créditos en España, entre los más caros de Europa
Los últimos datos del Banco de España muestran una diferencia de más de 4 puntos entre el interés medio aplicado a créditos al consumo en nuestro país y el aplicado en los créditos de la Unión Europea. Las hipotecas, sin embargo, son más similares, según informa el comparador HelpMyCash.com.

España es una zona de crédito caro y así lo confirman los datos publicados por la web del Banco de España: en el primer semestre de 2014, el interés medio de los créditos al consumo españoles fue de 10,12 % frente al 5,95 % de los europeos.

Misma entidad, más interés
Esta realidad es fácil de comprobar visitando las webs de bancos que operan a la vez en varios países de la zona euro. Por ejemplo, mientras el crédito personal más barato de ING en España es del 7,76 % TAE, en Alemania el banco naranja ofrece un 4,75 % TAE, en Luxemburgo, un 4,78 % TAE y en Portugal un 6,6 % TAE. De la misma forma, es posible contratar créditos del Santander en Austria al 3,99 % TAE y al 4,08 % TAE en Finlandia, mientras en España lo encontramos al 7,06 % TAE.
Además, los intereses ofrecidos por entidades financieras de crédito no bancarias (EFC) también son superiores en España. Por ejemplo, la tarjeta de IKEA cobra en nuestro país un interés del 12,67 % TAE mientras que en Bélgica la encontramos desde el 4,5 % TAE y en Italia, un 8,25 % TAE.
Lo mismo ocurre con el crédito concedido por la multinacional Carrefour: mientras en España se aplica un 15,69 % TAE, en Francia es posible obtener un 9,45 % TAE y en Rumanía, un 14,39 % TAE.
Estos datos, por sí solos, no confirman que España sea el país con el crédito más caro de la zona euro, pero sí respaldan los publicados por el BdE.
Intereses más altos que Europa desde 2007
La tabla de intereses medios publicada por el supervisor también muestra que en España hemos tenido un crédito más alto que la media europea ininterrumpidamente desde 2007, y que el momento en que más se acercaron las dos cifras data de mayo de 2010, cuando el crédito al consumo en España alcanzó una media de7,46 %  y en Europa un 6,14 %.
Por el contrario, el interés medio aplicado a las hipotecas según la misma fuente durante el primer semestre de 2014 fue de 3,26 % TAE mientras la media de la zona euro fue de 3,29 % TAE.
Intereses desproporcionados ante un Euríbor en mínimos
Lo más llamativo de estos datos es sin duda que los intereses del crédito, tanto español como europeo, no han variado demasiado entre 2008, año en que el Euríbor cotizaba a más del 5 %, y 2014, momento en que el índice cotiza a un mínimo histórico del 0,335 %. Dado que el Euríbor refleja en principio el precio del dinero entre bancos, no es descabellado decir que el margen que obtienen los bancos en estos momentos es mucho mayor que hace 6 años.
2015 puede llegar con cambios

Este panorama podría cambiar en 2015, principalmente por dos motivos: uno, la gran competencia de prestamistas privados que ofrecen créditos rápidos cada vez más atractivos; y dos, la nueva ordenanza de Mario Draghi, presidente del BdE, para que los bancos europeos con mejores notas en los test de estrés de octubre vuelvan a “abrir del grifo” del crédito, lo que presumiblemente debería hacerlo más accesible y, por ende, más barato en los próximos meses.