POR UNA AP-1 PÚBLICA Y GRATUITA

Hemos conocido otra vez, cuál es la filosofía del PP en la aplicación de su ideología liberal capitalista. De nuevo la ejecuta. Esta vez, es en la autopista de peaje AP-1.

Según el planteamiento de la derecha española, lo que funciona bien es privatizar empresas públicas, ya que entienden que la empresa privada gestiona mejor, siendo más eficiente y eficaz que la empresa pública. Ideario que hace décadas asumió también el PSOE cuando ha gobernado desde 1.982.

El desmantelamiento del sector público empresarial (industrial y financiero) ha sido constante desde 1.982 con el PSOE, aun siendo innecesario ya que podría haber sido reestructurado, mejorado y desarrollado, introduciendo medidas participativas de control social de su gestión.

Los gobiernos del PSOE y PP tiñen de clientelismo y corruptelas de todo tipo las privatizaciones que acometen en lo que supone un "plus" a la actuación de sus partidos hermanos de la Unión Europea.

El PP resulta que recientemente ha tenido que inyectar dinero, rescatar de la catastrófica gestión privada a grandes empresas, usar dinero de tod@s para reflotarlas y luego volverlas a vender o privatizar.

Esto también se está viendo en la AP-1. Las plataformas para la recuperación estatal de la AP-1 de Miranda de Ebro, Briviesca o Burgos, no logran el objetivo de liberarla para evitar los peligros y saturación que sufre el tráfico en la N-1.

El PP, al igual que ha hecho en las radiales de Madrid, acude en apoyo de la empresa privada que gestiona la AP-1.

Va a bonificar a las empresas que gestionan las autopistas de peaje, entre ellas la AP-1, dentro del Plan de Medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.

Compensación económica a la AP-1 que el PP explica como una medida necesaria para descargar tráfico de la N-1 de vehículos pesados y turismos. A cambio reducirá los peajes a los camiones para que usen la AP-1 y bonificará las “horas valle” (de menos tránsito) para que no tenga pérdidas la empresa concesionaria.

Desde Izquierda Anticapitalista queremos denunciar y rechazamos que se dé dinero de la ciudadanía para sostener la viabilidad de la empresa privada que gestione la AP-1.

Si no es rentable la AP-1, que la devuelva la empresa al estado sin contraprestación, tras declararse en concurso de acreedores, o en quiebra y que el estado la utilice como infraestructura viaria pública.


Por una AP-1 estatal y gratuita.