Chacón vacio el embalse Guri, @laverdadweb, se avecina otra crisis eléctrica



Por Daniela García, 21/10/2014

Tras meses de "manejo irresponsable" de la represa Guri, que alimenta las principales fuentes de generación de electricidad (las hidroeléctricas Guri, Caruachi y Macagua), el Gobierno se dispone a implementar una reducción del uso del agua para la generación de energía.

"Vamos a un proceso de administración del embalse para que en las épocas de sequía no tengamos problemas", dijo la semana pasada Jesse Chacón, ministro de Energía Eléctrica.

Pero las medidas de control del ministro llegan tarde. Aunque durante todo este año la hidrología envió señales de alerta, no se plantearon a tiempo medidas de prevención para hacerle frente al período seco, asegura José Aguilar, experto en riesgos eléctricos.

La represa mostró un aporte de agua 12,3 por ciento por debajo del promedio histórico en enero, -25 por ciento en febrero, -1,1 por ciento en marzo, -28,5 por ciento en abril, -100,5 por ciento en mayo, -57,1 por ciento en junio, -41 por ciento en julio, -29,2 por ciento en agosto y -41,3 por ciento en septiembre. Esto equivale a un déficit acumulado de 37 por ciento sobre la media regular.

Los criterios de preservación del embalse indican que en caso de un año seco, su operación no debe exceder los 110 gigavatios hora (GWh) diarios. Pero pese a las señales de alerta, el sistema fue "abusado" por el orden de los 145 (GWh) por día. "Hubo una sobreexplotación de 30 por ciento", advierte Aguilar.

"Chacón vació el Guri y ahora habla de un plan de administración del embalse que implica racionamientos más severos en momentos cuando no tenemos megavatios termoeléctricos", advierte el consultor internacional en materia energética.

Sin respaldo

La Verdad obtuvo un "reporte consolidado" de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), correspondiente al 6 de octubre, que indica que de los 13 mil 196 megavatios de capacidad del parque térmico, solo sirven seis mil 190 (47 por ciento), mientras que siete mil cinco (53 por ciento) están fuera de servicio.

El país mantiene su dependencia de las fuentes hidroeléctricas; es decir, de las centrales que trabajan con agua, como Guri, que ahora serán sometidas a un programa de administración.

"Si estamos ante un año extraseco, Chacón debió ser transparente. Tenía que informarle al país que había que tomar medidas; es decir, que había que racionar más. Además, tenía que arreglar los megavatios termoeléctricos".

Lo cota mínima de agua del embalse Guri se registró el 31 de diciembre de 2009 -cuando el Gobierno admitió la crisis y declaró la emergencia eléctrica-, fecha en la que se ubicó en 261,56 metros sobre el nivel del mar (msnm). Hoy el nivel se encuentra en 262 msnm, con la amenaza de cerrar este año aún más abajo.

"Esta tiende a ser la segunda peor sequía de nuestro tiempo. Si se mantiene este escenario, se tendrán que aplicar racionamientos peores que en 2010. La estimación es que se tendría que quitar la luz todos los días entre 10 y 14 horas, lo que tendría un efecto terrible en la economía".

Lo que se debía hacer

Miguel Lara, exdirector de la Oficina de Operaciones de Sistemas Interconectados (Opsis), considera que una gerencia del sector profesional y responsable habría reducido la generación de Guri a 110 (GWh) por día y concentrado sus esfuerzos en elevar la disponibilidad térmica al menos a ocho mil megavatios.

Advierte que ahora "no cabe sino esperar que se repitan los decretos de emergencia, penalizaciones a los usuarios y compra de nuevas plantas y barcazas eléctricas".

Voces

"Chacón vació el Guri y ahora habla de un plan de administración del embalse que implica racionamientos severos, cuando no tenemos megavatios termoeléctricos".
José Aguilar, experto en riesgos eléctricos.

"No cabe sino esperar que se repitan los decretos de emergencia, las penalizaciones a los usuarios y las compra de nuevas plantas y barcazas eléctricas".
Miguel Lara, exdirector de Opsis.

http://www.laverdad.com/economia/62491-chacon-vacio-el-embalse-guri.html