¿Candidato yo?


En el ahoritica de la diatriba política, cuando la Sensatez- perdiendo su elegante compostura ante tanta reincidencia en el desatino -, exclama con las manos en la cintura, “Pero bueno mijos, ¿y todavía no han empezado a prepararse para las parlamentarias?” En este mismo ahoritica, con esas parlamentarias respirándonos en la nuca, algunos personajes espetan entre escandalizados y ofendidos, “¿Candidato yo?” 

A lo que sigue, o bien la cansona retahíla que responde preguntando, “¿Con éste CNE?”

O bien, discursos declamados con humildad que no le cree ni su dulce abuelita: “No, yo no aspiro nada para mí, donde haga falta, ahí estaré luchando por la causa”.

¡Ya!

Ni el ajado ridículo -¡y miren que para ajar el ridículo hay que echarle!- de los semi-abstencionistas o semi-participacionistas a discreción.

Ni el ridículo del otro extremo que demanda laringe gigante para tragarnos un decoro plástico, de políticos dedicados a la política y que viven de, con y por ella, y que ante el inminente proceso, cual damisela cuidando su castidad y bajando los ojos, dicen no aspirar a nada.

En el primer caso, al ridículo de sus protagonistas, suma la ofensa a la inteligencia.

Verbigracia, el caso de la ULA. Allí Nitu, abstencionista estructural y ardiente “rompedora” de la Unidad, fungiendo off the record como jefe de campaña de -¡Cristo sálvanos!- Gaby Arellano, está fajada buscando… ¿qué creen? Votos. Sí, votos…

¡Ave María! Es que se cuenta y de cajón que no nos toman en serio!

De cajón que no suman ni a un oficialista tibio a la causa…

Y del otro extremo, que si un político no aspira a cargos, es entonces un oficinista cualquiera que cumple su horario de 8 a 5, cobra 15 y último y en la prensa lee deportes, sucesos, la cartelera del cine y política… en ese orden.

Falsos los primeros y bolsas los segundos.

¡Salgan a aspirar un puesto como corresponde! De frente.

Las parlamentarias van, guste o no. Adelantadas o atrasadas. Pero van. Con ventajismo y abusos, van. Que el régimen cuida muy bien el asunto y con eso se ha mantenido en el poder 16 años… con votos. Tarifados o no. Pero votos. Oportunistas o leales, pero votos. Amedrentados o voluntarios, pero votos.

Si esa es la realidad, ¿qué? ¿Bato la melena y digo, “Ay que feo”?

Supérenlo.

Digan: Sí, soy candidato y tengo aspiraciones.

Si tienen que competir entre varios, arranquen pues.

Recorran sus circuitos y anuncien: “Me lanzo. Quiero cambiar esto. No le temo a los obstáculos. Elígeme porque voy a dedicarme en cuerpo y alma a nuestro estado y a ti y no a ningún ídolo, prócer o similar. Soy el mejor… puedo… quiero…”

Y en diciéndolo, fájense ¡ya! a montar su circuito. Conozcan a sus electores, convénzalos, hablen con ellos y escúchenlos. Organicen a sus movilizadores, escojan a sus testigos, motiven a sus miembros de mesa. Que el elector de Yaracuy te conozca, que el de Apure tenga tu celular, que el de Sucre sepa cómo te gusta la arepa y todos sepamos dónde los vamos a encontrar para ponerles el reclamo cuando toque.

Y eso no se hace en 30 días.

A los electores lo que nos toca es decidir a quién creerle… que los mentirosos inveterados no han hecho nada para disimular su doblez. Son los que por allá piden votos y por aquí inventan salidas que solo han inmolado a los hijos ajenos. Y son también los que te dicen que ser rico es malo, pero viajan a placer sin rendir cuentas, en vuelos privados con niñera incluida, que andan rodeados de escoltas que les cuidan lo que nos robaron al país, a ti y a mí. Esa es la decisión que habremos de tomar nosotros.

Porque las parlamentarias, van.

Si oyen a alguno con el falsete plástico de ¿candidato yo?… táchenlo. Para mentirosos, ya sabemos lo que han hecho con el país. Tanto los del gobierno como los de la oposición.

Las parlamentarias van.

Y en la Asamblea Nacional que necesitamos no le podemos dejar el cargo ni a pusilánimes, ni a embusteros… ni a oficinistas magramente dispuestos a cumplir su horario de 8 a 5.

Así que como Sensatez, me pongo las manos a la cintura y les pregunto: “Pero bueno mijos, ¿y todavía no han empezado a prepararse para las parlamentarias?”