Renovación de poderes, por @stalin_gonzalez

Stalin Gonzalez octubre de 2014

La división de poderes es el corazón de la democracia y el garante de la misma.
El sistema de contrapesos, la capacidad de controlar, fiscalizar la actuación de los diferentes poderes que conforman al Estado, es el mecanismo que, se ha comprobado en la mayoría de los sistemas democráticos, es la forma que mantiene el sistema político en el camino democrático.

Las nuevas postulaciones, producto de los puestos vencidos en varias instituciones del país, es una oportunidad para acercarnos juntos a una solución pacífica de la presente crisis, y para recuperar la institucionalidad democrática que nos debe representar a todos. El proceso que debemos transitar para hacerla efectiva requiere de la voluntad de diálogo de todos los factores, que pudiera ser un primer paso para el necesario reconocimiento de todos los factores en este país, facilitando la reconciliación nacional.

Dicha renovación requiere un procedimiento que ha sido claramente establecido en la Constitución, en la cual exige la inclusión de la sociedad civil, la idoneidad de los candidatos, su imparcialidad política, y la construcción de consensos en la Asamblea Nacional. Con respecto a ello la Constitución es muy clara; las personas que integren nuestras instituciones no pueden estar vinculadas a ningún partido político y debe ser un llamado al diálogo político y social, incluyente y plural.

El respeto a estos principios, así como la idoneidad de los candidatos, es deber todos los venezolanos. Cada ciudadano de este país merece y debe ejercer su derecho a la transparencia y a la imparcialidad de sus instituciones. Los futuros profesionales que sean investidos con los nuevos cargos a ser renovados tienen una importante responsabilidad, depende de ellos el equilibrio de nuestro país. Venezuela suma a la crisis económica una decadencia de la forma de hacer política, y vemos con tristeza funcionarios que responden a la ineficiencia, la corrupción y a la burocracia. Debemos revertir ese proceso. Debemos reinstitucionalizar al país y recuperar las instituciones y el sistema democrático.

Exhortemos a la inscripción de la sociedad civil en los comités, participemos en el proceso de renovación y exijamos al unísono la designación de cargos sin cuotas ni opacidad.