Por más de tres horas, los grupos vinculados al sector oficial asediaron la sede del Cicpc en el oeste