Microrrelato y tradición clásica (1): Ana Tapia

Una de las características del microrrelato hispanoamericano es la reescritura humorística de los mitos clásicos. La veneración hacia esa Biblia de los Gentiles que fueron a finales de la Edad Media las Metamorfosis de Ovidio se convierte, merced a esta subversión, en desapego de las auctoritates (Homero es uno de los más desacralizados) y en parodia de su legado. La cultivaron, entre otros maestros, Julio Torri, Juan José Arreola y Enrique Anderson Imbert. Y la tradición sigue en nuestros días a ambos lados del Atlántico en los relatos de Ana María Shua, Raúl Brasca, René Avilés Fabila, Lilian Elphick, Javier Tomeo, José María Merino, Juan Gracia Armendáriz o Gustavo Martín Garzo.
En el largo rastreo que he hecho en los dos últimos años he constatado que dicha estela, que arranca en Homero, continúa en los autores jóvenes, o no tan jóvenes pero que empiezan a cultivar el que Irene Andres-Suárez ha llamado el "cuarto género narrativo". Doy la primera entrega de lo que será una serie.
...
ANA TAPIA
...
El otro mito
...
...Céfiro tuvo un hermano al que llamaban El Invertido que, en vez de soplar, aspiraba el aire con todas sus fuerzas. Y tanto aspiró, que se infló, cayó en el pico de una montaña, rodó ladera abajo, se despeñó y:
...a) Murió de forma inmediata
...b) Tal vez sobrevivió, a pesar de todo
...Pero lo cierto es que ya no aparece en ninguno de los libros de mitología.
...
(Del libro Kiriwina, Granada, Fin de Viaje, 2012, p. 58)