Los niveles del embalse de Guri, @AIPOPTWITT


Por Ing. Eduardo Paez Pumar,
AIPOP, Boletín 203, 20/10/2014

El martes pasado, el Ministro Jesse Chacón alertó sobre la necesidad de que hagamos un uso más racional de la energía y señaló también que las precipitaciones no han sido suficientes para alimentar los embalses de las centrales hidroeléctricas. "Estamos en el sexto período más seco de los últimos 65 años, eso trae como consecuencia que no hubo la recuperación natural de los embalses y hoy estamos muy por debajo de los niveles óptimos en Guri".

Este problema lo hemos venido advirtiendo en nuestros boletines 193 (19-08-2014), 182 (18-05-2014), 181 (11-05-2014) y 179 (27-04-2014), en los que hemos tratado las causas que desencadenarán una crisis mucho más grave que la que tuvimos en abril del 2010; entre ellas, la falta de gas para la generación termoeléctrica, el retraso en la entrega de las centrales hidroeléctricas de Tocoma y de La Vueltosa y la alta indisponibilidad de generadores en las grandes plantas termoeléctricas del país que han conducido a la imposibilidad de generar mayor energía termoeléctrica para conservar los embalses hidroeléctricos ante un posible año seco en el 2015 debido la influencia del Fenómeno El Niño, que según instituciones como el International Reseach Institute de la Universidad de Columbia en New York será del 68% de enero a marzo.

El último dato de nivel del embalse ofrecido en la página web de Corpoelec, muestra una caída de nivel entre el 29 de agosto (262,98 msnm) y el 07 de octubre (262,35 msnm), de 63 cm, a pesar de que ha estado lloviendo en los últimos dos meses; lo cual evidencia la sobreexplotación de la central hidroeléctrica. Es de hacer notar que la cota 262,98 msnm obtenida el 29 de agosto de este año es 5.22 m inferior al nivel más alto del embalse ocurrido en agosto de 2009, año previo a la crisis de abril de 2010 y el nivel obtenido el 07 de octubre de 262,35 msnm está 8 m por debajo del nivel que tenía el embalse en enero de 2014 y 6 m menos que su promedio histórico. Si esta sobreexplotación continúa en los meses de sequía, entraremos en la mayor crisis eléctrica que haya conocido Venezuela a lo largo de su historia.

Ya no existe velocidad de respuesta y a menos que las predicciones meteorológicas fallen, muy pronto el Gobierno Nacional tendrá que anunciar un drástico racionamiento eléctrico que afectará a las principales capitales de estado y a Caracas, que hasta ahora ha sido mantenida sin cortes de servicio. En esta oportunidad la responsabilidad no podrá ser nuevamente endosada a terceros o endosada a la sequía. El país está claro que el responsable es única y exclusivamente este gobierno incompetente y corrupto que ha dirigido al país en los últimos 15 años.