Es posible un euribor negativo

¿Veremos un Euríbor negativo?

El Euríbor, índice al que se referencian la inmensa mayoría de hipotecas en España, cotiza a mínimos históricos desde que fue creado en 1999: 0,362 % en cotización mensual y 0,332 % en cotización diaria.
Este índice no ha dejado de caer desde que el Banco Central Europeo situó los tipos de interés en el 0,05 %, también mínimo histórico del precio del dinero en Europa, y todavía sería posible que bajara más su valor en los próximos días. Así, muchos se preguntan: ¿sería posible que el Euríbor siguiera bajando hasta cotizar por debajo del 0 %?

Según han explicado varios expertos a varios medios financieros, teóricamente sí sería posible que el Euríbor cotizara en negativo, y recuerdan que el Euríbor a 1 mes ya está al 0,006 %, pero todos lo ven como "muy improbable" o incluso "un milagro".

¿Qué pasaría con las hipotecas ya firmadas?

En el caso de que llegáramos a ver un Euríbor negativo, desde luego sería una buena noticia para los hipotecados que verían cómo su letra de la hipoteca es más barata que nunca desde que la firmaron.
Si tomamos como ejemplo una hipoteca a Euríbor + 1% a 25 años que actualmente, con un Euríbor al 0,362 %, está pagando una cuota de 590 euros, vemos que si el Euríbor pasara a cotizar al -0,10 %, la cuota sería de 558 euros (5,5 % más barata), y si bajara hasta el -0,50 %, la cuota solo sería de 532 euros (un 10 % más barata que ahora).
Sin embargo, no sería una buena noticia para los hipotecados cuyos contratos incluyan una cláusula suelo, ya que, baje lo que baje el Euríbor, incluso si es en negativo, estos clientes pagarían el interés mínimo establecido en su contrato sin poder beneficiarse de la gran bajada.

¿Y con las hipotecas de nueva constitución?

Es probable que este hecho, de producirse, no jugara a favor de los que se van a hipotecar, ya que los bancos podrían subir diferenciales de sus hipotecas para compensar y tratar de cobrar un poco más de intereses. Y quién sabe si hasta podrían inventarse un "suelo de Euríbor" u otra herramienta para no verse tan perjudicados por esta situación que les haría obtener ingresos mucho menores a los de ahora.

De momento, el único consenso entre expertos del sector es que el Euríbor no remontará de forma significativa en los próximos meses lo que, por lo menos, son buenas noticias para los hipotecados, que pagarán algunos euros menos cada mes a partir de su próxima revisión.