El gobierno fracasó en su política petrolera y el país exige un cambio de rumbo, por @partidoUNT

Prensa UNT 16 de octubre de 2014
@partidoUNT

“Foro: Petróleo, renta y corrupción”

Ante el fracaso de la política petrolera gubernamental, es imperativo fijar un nuevo rumbo para recuperar la industria petrolera, que sea fruto de un gran acuerdo nacional, con todos los sectores del país, para lograr reflotar la industria petrolera y la economía del país.

Tal señalamiento se desprende del “Foro: Petróleo, renta y corrupción”, organizado por el diario El Nacional y el partido UNT, donde participaron el Secretario General de UNT Luis Emilio Rondón, los economistas Felipe Pérez Martí y José Guerra, el ingeniero industrial David Morán y el Secretario de Políticas Públicas del partido azul Ysrrael Camero.

El Secretario General de UNT Luis Emilio Rondón fue quien abrió el debate, haciendo una evaluación crítica del manejo de la empresa petrolera en los últimos 15 años, donde a su juicio este gobierno “mató la gallina de los huevos de oro”, porque Venezuela pasó de ser un productor de petróleo con solvencia internacional, a convertirse en un país deudor.

“PDVSA debe más de 50 mil millones de dólares a capitales internacionales. Ha comprometido el futuro de las nuevas generaciones, vendiendo petróleo a futuro para satisfacer gasto corriente y eso, además, está severamente contaminado con la corrupción. Pasamos de 40 mil empleados petroleros en el año 1998 a más de 120 mil en el año 2013, eso nos indica que la ineficiencia, la corrupción, el amiguismo y la utilización política de nuestra máxima industria, han traído graves perjuicios para el país”.

Destacó que con el debate en este foro se busca prender una luz y anunciarle al país la necesidad de reformular la industria petrolera venezolana y afrontar con éxito los retos de la Venezuela que va a surgir cuando se logre un cambio político incluyente y democrático.

El Secretario Nacional de Políticas Públicas de UNT, Ysrrael Camero, señaló que la política petrolera implantada a lo largo de estos quince años ha sido un fracaso, “tenemos hoy una PDVSA endeudada, improductiva, exportamos menos petróleo, destruyeron la refinación y dependemos más de un mercado internacional volátil”. Camero ratifica que, para reflotar PDVSA “tenemos que empezar cobrando la factura petrolera que estamos regalando a Petrocaribe”, así como “desarrollar un programa masivo de inversiones para reactivar la producción y la refinación, que éste gobierno abandonó”.

Pero para Ysrrael Camero “debemos mirar más allá de la coyuntura actual, ya que la sociedad venezolana ya no puede vivir del petróleo”, se requiere hacer todo el esfuerzo nacional para dejar de ser un Petroestado dependiente de una renta menguante y convertirnos en una sociedad productiva. “La mayor parte del ingreso petrolero debe colocarse en un Fondo de estabilización, y el resto se debe invertir exclusivamente en el desarrollo de las capacidades de los venezolanos, en bienes públicos, educación, salud, infraestructura, seguridad social”. Camero sostiene que “la clave está en el crecimiento de la economía no rentista, productiva, en manos de todos los venezolanos”

Por su parte el economista José Guerra, destacó durante su exposición el impacto negativo que la caída de los precios de la cesta petrolera de los últimos tres meses tiene para la economía venezolana, ya que estos ingresos son fundamentales para el país, por lo que el gobierno para enfrentar esta situación debería llamar a un gran debate nacional y consultar a todos los sectores.

“Por cada dólar que disminuye el precio petrolero el país deja de percibir casi 700 millones de dólares anuales. Para una caída de 10 dólares por barril estamos hablando de 7 mil millones de dólares menos. Esto se puede traducir en una caída de las importaciones, en mayor escasez, inflación, y una contracción de la actividad económica. Hoy es el momento para que el gobierno deje de ignorar la caída de los precios del petróleo, informe al país y haga un debate nacional que alimente la respuesta del país ante un hecho fundamental, haciendo frente a este drama nacional”.

El ingeniero industrial David Morán precisó que Venezuela es un país que vive de mitos, y uno de ellos es que la industria petrolera es nacional, cuando eso es falso, porque parte de PDVSA la maneja el gobierno, pero los operadores, los que producen el valor agregado, lo que operan en los campos, son todas empresas extranjeras, y aquí se ha utilizado precisamente ese recurso petrolero en manos del Estado para ir contra los venezolanos del sector privado, que son todos aquellos que no están dentro del gobierno, reduciendo la demanda de bienes y servicios venezolanos por parte de la industria petrolera.

Aseguró que aquí ha habido un gran retroceso de la industria petrolera porque no produce valor agregado, ni bienes, ni servicios, modelo al que llamó “Petrocomunismo”. Para revertir este patrón hay que sustituirlo por un modelo de mercado, donde se reinstitucionalice el país, para que puedan funcionar esos mercados e invitar a invertir en el negocio petrolero. “El Estado todopoderoso no tiene recursos para invertir en la industria petrolera, por eso la producción en Venezuela va en declive”.

El economista Felipe Pérez Martí, mostró un panorama muy grave al señalar que el país está al borde de un estallido social, peor que el Caracazo, por el problema económico que enfrenta. Señaló que Venezuela padece de la fiebre del oro negro, cuya solución amerita un acuerdo nacional.

“La abundancia de recursos manejada por el gobierno central trae corrupción y procesos políticos en las cuales hay centralización del poder, militarización, poca democracia. De manera que no basta con cambiar un gobierno, es un problema de diseño institucional. La solución básica requiere un acuerdo nacional de gobernabilidad”.

Pérez, quien fue Ministro de Planificación durante el gobierno de Chávez, considera que es necesario que dicho acuerdo avance en tres aspectos. Quitarle al gobierno la renta petrolera y pasársela a los ciudadanos, de dos formas, una de manera individual y otra que sea a partir de las comunidades. Segundo, establecer un fondo de ahorro intergeneracional y, tercero, establecer un fondo de estabilización macroeconómica.

Este Foro es parte de una iniciativa conjunta desarrollada entre el partido Un Nuevo Tiempo y el diario El Nacional que pretende enriquecer el debate nacional en torno a los grandes problemas de Venezuela, planteando caminos de resolución.


Recibido por correo.