Clase Media: De la Desesperanza Inducida y otros males, @Kiko2004


Las Minas de Baruta
4 de Octubre de 2014

15 años han pasado desde que en 1999 el Presidente electo y ahora fallecido Hugo Chávez asumió la conducción del país. Tiempo de grandes cambios, algunos para bien y otros para mal. La mal llamada Revolución Bolivariana llegó para quedarse… "por ahora".

El Padre Arturo Sosa lo describe de esta manera (1): “en Venezuela hay una tiranía de la mayoría”. Creemos que a estas alturas del juego político, el oficialismo perdió la mayoría hace tiempo. Nosotros decimos así: “en Venezuela hay una tiranía de la minoría gobernante”. Minoría enchufada que mantiene el control del poder político - militar, y no están dispuestos a cederlo. Un ejemplo lo vivimos esta semana en la Asamblea Nacional, cuando el PSUV nego el acuerdo ya establecido para la designación de los 10 integrantes de la Sociedad Civil y completar el Comité de Postulaciones Electorales para la renovación de tres Rectores del CNE, con periodos vencidos desde Abril de 2013, pero ese no es el tema que nos ocupa…

La clase media profesional reaccionó. Pero falta de un liderazgo alternativo y no simplemente de una oposición con fines electorales, por la inseguridad galopante, por el acoso al que muchos compatriotas han sido sometidos y por las condiciones económicas, decidió abandonar la lucha y optó por emigrar. Para este año 2014, se presume que existen 2 millones de venezolanos, muchos de ellos con títulos universitarios que conforman la diáspora venezolana. Estamos hablando de mas de un millón de votos que ahora aparecen como abstencionistas, pues continúan inscritos en Venezuela, pero viven en el exterior, esa es la diferencia que nos falta. Muchos podrían pensar: “Coño si hubieran estado aquí el 14 de Abril de 2013 le habríamos dado una paliza al oficialismo”… Pero no estaban!!!

El régimen aprovechando el control casi absoluto de las instituciones públicas y con la hegemonía comunicacional que tienen desde hace ya tiempo, han logrado sembrar lo que nosotros llamamos la “Desesperanza Inducida”, que no es otra cosa que convencer a muchos venezolanos que no hay nada que hacer, que estos tipos llegaron para quedarse y que hagamos lo que hagamos se mantendrán en el poder, que no hay elección que valga y menos con este CNE.

La percepción que tenemos es que la desesperanza inducida está dirigida a la oposición y afecta particularmente a la clase media. Digame usted que piensan en el seno de su familia, en su círculo de amigos, con sus compañeros de trabajo… En las zonas populares, en nuestros barrios, las cosas no funcionan de esa manera, y es que hay una diferencia terriblemente importante...

En la clase media con relativo poder adquisitivo la posibilidad de emigrar es una alternativa cierta, posible de acceder, y ahora mas, pues muchísima gente tiene algún familiar viviendo afuera. La inmensa mayoría de nuestra gente que vive en los barrios (entre el 70 y 80% de la población) no se plantean emigrar, pues simplemente NO PUEDEN. En los barrios la gente está harta y probablemente mucho mas harta que la clase media, pues sufrimos los mismos problemas. En las barriadas los problemas son mucho mas agudos, conocemos ya muchos que han decidido dar la pelea, pues se someten o luchan, y han escogido luchar.

La desesperanza inducida hace estragos en la clase media, se comen y digieren los cuentos y las mentiras del régimen, siembran la duda y la guerra sucia en contra de nosotros mismos. Reprimen y meten presos a miles de personas, genera el miedo de salir a protestar y de pronunciarse, pues al fin al cabo muchos dicen: “Para que vamos a protestar si nada va a cambiar”.

Como dijo Chuo Torrealba en una asamblea en la que estuvimos presente, hace unas semanas (antes que ocupara el cargo de Secretario de la MUD): “Este gobierno no ha caído por que nosotros lo hemos permitido, pues desde hace tiempo somos mayoría”.

¿Cuál es la clave del éxito?, ¿salir a votar cada vez que nos llaman?, bueno de hecho es así, pues cualquier salida a la crisis que involucre un cambio de gobierno, pasa por un proceso electoral, Si no generamos un gran movimiento social organizado de protesta, denuncia y solidaridad, en donde la clase media se encuentre en la calle con las clases populares, no lograremos el objetivo de comenzar a cambiar las cosas.

En eso estamos, como orgullosos miembros de la Red de Consejos Comunales y Asociaciones Vecinales de Baruta, estamos en la calle desde hace meses, en esta nueva coyuntura interpretando el nuevo sentir nacional, en sinergia y solidaridad con los vecinos organizados de nuestras zonas populares. Las cosas están cambiando aceleradamente producto de la crisis socio económica, si no aprovechamos esta circunstancia, el cambio tardará mucho más tiempo.

Vecino, organízate, busca a tus similares, comienza a relacionarte con otros y vincúlate de alguna manera a las zonas populares. Si te embarcas en esta aventura seguro que nos vamos a encontrar en la calle, construyendo la Unidad desde abajo hacia arriba.


(1) Arturo Sosa: “Venezuela es una sociedad herida y resentida” http://aperturaven.blogspot.com/2014/10/arturo-sosa-venezuela-es-una-sociedad.html