"La Casona es un club", por @elizaraujo

ELIZABETH ARAUJO 04 de octubre de 2014

Entrevista a Carlos Berrizbeitia.

Para Carlos Berrizbeitia el derroche de Maduro y su comitiva en su último viaje “son francamente inmorales “. El diputado que ha pasado durante 13 años haciéndole contraloría a los gastos de Miraflores, señala que La Casona no es la residencia presidencial sino que funciona como el club de los Chávez, cuyos gastos "los pagamos todos los venezolanos". Advierte que sus denuncias no se basan en rumores sino en el informe del Presupuesto Nacional, y que por esa razón le niegan debatirlo en la Asamblea

–Usted denunció gastos ostentosos del Presidente en el viaje a Nueva York. ¿En cuánto suman en realidad esos gastos?
–No solamente son los gastos ocasionados en estos últimos viajes. Hay que precisar que desde abril del 2013 hasta la fecha, los viajes que ha hecho Maduro al exterior, superan los 14 millones 375 mil dólares y eso está reflejado en la partida con los viajes y viáticos. Aquí hay dos Venezuela bien claras y dramáticas: la que representa Maduro, la Venezuela, basada en la abundancia y el despilfarro, y que incluye los gastos en tres focos: Maduro, Miraflores y La Casona, esta última que, por cierto, debería ser la residencia presidencial, pero que la ocupan las hijas de Chávez. La otra Venezuela es la de los pobres, la de la gente peleándose por una harina pan y la que vive aterrada por la inseguridad.

–Pero hablemos del viaje más reciente…
–Este viaje supera los 2.500.000 dólares y tiene ese costo, porque fue con una comitiva de 175 personas. Estuvieron en un costoso hotel con 35 habitaciones, a 1000 dólares diarios. La suite presidencial era de $1000. Cuando uno hace esa comparación con la grave crisis que está viviendo nuestro país entiende por qué esta no es ninguna revolución. Con esos gastos se pudo haber equipado de medicinas al menos por 4 meses la Emergencia del Hospital Clínico Universitario o del Hospital Vargas.

–¿Cuáles son tus fuentes para decir con exactitud los montos?
–Es muy fácil: todo está reflejado en el presupuesto nacional Yo tengo más de 13 años detrás de todos esos gastos ostentosos y nunca han desmentido mis cifras. Allí están, todo el mundo los puede ver. Están en el Presupuesto Nacional. Me refiero a gastos de viáticos, pasajes, teléfonos celulares, que se multiplican en todos los ministerios. Como Maduro no da ejemplo de austeridad, ninguno de sus ministros lo hace. Más bien siguen los pasos de Maduro, y gastan para su peculio y poco les importa que el pueblo sufre no tiene recursos ni para comprar medicinas.

–¿Y la bancada de MUD no ha podido denunciar toda esa estela de corrupción?
–Estamos cansados de hacerlo, y nos niegan la propuesta de debatirlo para demostrarles los abusos de dinero que se hacen. Pero esas cosas aquí se engavetan, no les conviene investigarlo. Entonces, el valor de la denuncia es más moral que práctico.

–Otro tema es el de La Casona, ¿qué pasa ahí de irregular?
–La casona es el club de los Chávez, y Maduro va para allá cuando lo invitan. Es absurdo que siendo la residencia presidencial siga ocupada por familiares del difunto mandatario. Y eso pasa porque la democracia y sus instituciones se han debilitado, tanto porque esto no es una democracia seria. Cada quien tiene su conuco: Maduro, Cilia, los Chávez y Diosdado, entre otros. Todo s remite a una lucha de poder. Cuando Diosdado estornuda, en Miraflores sacan los pañuelos, porque es él quien controla el partido, a algunos militares, ahora con los  medios de comunicación, imaginamos que a través de testaferros. Aquí hay una administración de poder por extorsión. Aquí los dos saben mucho del otro. Y muchos saben todo, como el Pollo Carvajal. Con tanto rabo de paja, todos ellos se conocen y es por eso que ninguna de las partes se dice las cosas en público.

–¿La llegada de Maduro a Miraflores ha sido con la continuación del festín que mantenía Chávez?
–Peor. Maduro ha sido presidente que más ha gastado dinero en tan poco tiempo. Creíamos que Chávez era el rey de los derrochadores y fue un gran derrochador , pero Maduro le aventaja, particularmente porque tiene poco tiempo en el cargo y el país atraviesa pòr una crisis económica terrible. Por eso es que hablo de las dos Venezuela. Maduro no utiliza su tarjeta para pagar la escuela de su hijo. Debería dar el ejemplo de austeridad para que sus ministros lo tomen en serio. A los venezolanos de a pie, que trabajan honestamente, le piden en Cencoex hasta el tipo de sangre si va al exterior. Decenas de carpetas para poder viajar; y él y los demás “enchufados” entran y salen como Pedro por su casa. Como si hubiera venezolanos de primera y de segunda. El discurso moral de Maduro está basado en esa mentira.

–¿Y por qué la gente no reacciona ante este desastre?
–Lo hacen, incluyendo a los chavistas de base. Pero acuérdate que este país está secuestrado entre las paredes de Miraflores. Venezuela va sin rumbo y este gobierno no ha sabido controlar ninguno de los problemas que afecta al venezolano, como la inflación, inseguridad, salud, alimentación. Estamos en una crisis y Maduro, Diosdado y quienes han secuestrado este país actúan como si no lo supieran. Hablan de socialismo pero disfrutan de su capitalismo salvaje. Y quienes pagan este desastre son el resto de los venezolanos.