Afirma @ENRIQUEMARQUEZP: Caso Exxon Móbil es la muestra de la destrucción de PDVSA, por @partidoUNT

Prensa UNT 13 de octubre de 2014
@partidoUNT

Para el partido Un Nuevo Tiempo, el caso Exxon Móvil, donde la República está obligada a pagar 1.600 millones de dólares a esta empresa por el proceso de expropiación de 2007, no es sino la punta del iceberg de un proceso de quiebra, que se evidencia en las pérdidas acumuladas en los balances financieros de PDVSA, que lesionan los intereses de la República y de los venezolanos, por lo que solicitan al gobierno dejar de regalar el petróleo, revertir la politización y administrar con transparencia los activos de la empresa petrolera de todos los venezolanos.

El Presidente Ejecutivo de UNT y diputado a la Asamblea Nacional, Enrique Márquez, en rueda de prensa, hizo un balance de la situación crítica de PDVSA, alertando sobre los juicios que aún le falta enfrentar a la empresa, como fruto de la errada política de expropiación de activos de aquellas empresas que tenían convenios operativos y asociaciones estratégicas con la estatal venezolana.

Sostuvo que el resultado del manejo en general de PDVSA ha sido “nefasto”. Desde el año 1998 los indicadores son negativos. “Venezuela era el quinto productor de petróleo a nivel mundial en 1998, con una producción de 3,5 millones de barriles diarios. Para 2013 hubo una producción estimada de 2.499.000 barriles diarios, según cifra OPEP, y 2.899.000BD de acuerdo a cifras de PDVSA, ahora está en el puesto 13 entre los productores mundiales”.

Otros elemento negativo que destacó el diputado Márquez, es que PDVSA tiene más deudas que patrimonio porque, a pesar de los grandes ingresos que ha recibido PDVSA entre 1999 y 2013, que ascienden a un millón de millones de dólares, la empresa no ha realizado ninguna inversión y su deuda ha aumentado en 700 por ciento.

“La deuda financiera de PDVSA para 1998 estaba por el orden de los 7.000 millones de dólares y para este año 2014 arriba a casi a los 50.000 millones de dólares, es decir un incremento de 700 por ciento, sin considerar la deuda con los proveedores, ni los pasivos laborales. Por otra parte tenemos que la deuda total venezolana era para 1998 de 32.810 millones de dólares y para el cierre de 2013 ascendió a la cantidad de 204.286 millones de dólares, es decir un aumento de 650 por ciento”.

Agregó además que PDVSA no tiene liquidez, es financiada con dinero inorgánico por el Banco Central de Venezuela. “Esta situación pone en peligro el cumplimiento de las obligaciones externas e internas”.

Destacó también el diputado de UNT que en 1999 PDVSA tenía cerca de 40 mil trabajadores, el gobierno despidió a 20 mil por protestar , no obstante hoy día esa cifra la incrementó a 120 mil, es decir un aumento de 300 por ciento. “En 1999 cada trabajador de la filial petrolera producía 87 barriles diarios. Hoy cada trabajador produce solo 19, esto muestra otro fracaso se la política de PDVSA, con una inmensa caída de la productividad”.

“El gobierno perdió el caso de Exxon Mobil y ahora se ríe irresponsablemente. Un caso más de desacierto de este gobierno. Existen cerca de 30 litigios adicionales en el CIADI contra Venezuela. El más grande es el de CONOCO Phillips. Además el gobierno se obliga a pagar 1.600 millones de dólares, se ríe de eso, en un momento de escasez, donde no hay medicamentos, ni alimentos, con la inflación más alta del mundo, no hay dólares para la producción nacional, tampoco para los estudiantes en el exterior y las reservas internacionales cayendo”.

En conclusión, solicitó al gobierno seriedad en la administración de la empresa petrolera, el cese de la politización y de la regaladera de petróleo. “Es necesario una rectificación profunda de la política petrolera, sabemos cómo hacerlo y estamos dispuestos a corregirle la plana al gobierno”.

Finalmente el presidente Ejecutivo de UNT Enrique Márquez, denunció que, según informaciones que maneja, el gobierno sigue adelante con la venta de CITGO, continúan recibiendo ofertas. De manera que el presidente Nicolás Maduro le sigue mintiendo al país al señalar recientemente que no se iba a vender CITGO.

“Exigimos que el gobierno detenga la venta de estos activos y se comprometa frente a los venezolanos a detener la privatización de PDVSA”


Recibido por correo.