Nuestros cuerpos, nuestras vidas, ¡nosotras decidimos!


El 28 de septiembre es ya una fecha importante en las convocatorias feministas que se dan a nivel mundial. Ya van casi quince años desde la primera vez que celebramos este día. Pero este año es especial y sumamente importante para el estado español: el PP ha retirado lo que iba a ser la nueva ley del aborto, con la que nos ha tenido amenazadas durante varios años, y su impulsor, Alberto Ruiz Gallardón, ha dimitido.

Su intento de controlar el cuerpo y la vida de las mujeres ha sido contestado por un movimiento feminista que ha luchado y seguirá luchando por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Pero también por el derecho a la vida, frente a aquellos que nos dictan qué tenemos que hacer; frente a aquellos que pretenden que seamos simples incubadoras; frente a aquellos que quieren que traigamos hij@s al mundo para después olvidarse de ell@s. Por el derecho a la vida la vida de las miles de mujeres que mueren en abortos clandestinos a diario.

Este intento de recuperar los roles familiares y de género tradicionales ha sido combatido por millones de mujeres y hombres feministas que se niegan a retroceder en los derechos de las mujeres. Sólo éstas pueden decidir sobre su propio cuerpo y si quieren/queremos o no ser madres.
Pero no podemos olvidar que con la actual ley del PSOE el aborto tampoco es libre. Así que seguiremos saliendo a la calle y luchando por el derecho a decidir de las mujeres. No queremos la ley de Gallardón, pero tampoco la que tenemos. Exigimos una nueva ley que contemple las demandas del movimiento feminista donde:

  • La IVE se realice en centros públicos, y no en centros concertados o privados. Hoy el 98% de los abortos se realizan fuera de la pública.
  • No se cuestione nuestra capacidad para tomar decisiones, no queremos irnos a casa a repensar nuestra decisión. Exigimos la retirada del período de reflexión.
  • Se despenalice el aborto, se retire del código penal y se dé el reconocimiento legal del derecho a interrumpir el embarazo de forma libre.
  • El derecho a la reproducción asistida de cualquier mujer esté garantizado de forma libre, gratuita y por la sanidad pública. Reconocimiento de los derechos reproductivos y sexuales para todas.
  • Se recoja una educación afectivo-sexual que rompa con los roles de género tradicionales y con la heteronormatividad, que no sólo nos hablen de anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual y los aspectos biológicos de la reproducción. Queremos que se contemplen todas las preferencias sexuales en relaciones de igualdad y respeto.
  • Por supuesto, se pongan los medios económicos, materiales y humanos para poder desarrollar todas estas demandas en las mejores condiciones.
Por estos motivos, desde Izquierda Anticapitalista nos sumamos a las movilizaciones que se darán en todo el estado el 28 de septiembre.

¡Educación sexual para decidir; anticonceptivos para no abortar; aborto libre, seguro y gratuito para no morir!