“La Virgen no hace maletas en Venezuela”, por @VzlaEntrelineas

María Denisse Fanianos de Capriles 23 de septiembre de 2014
@VzlaEntrelineas

El pasado 11 de septiembre celebramos en Venezuela la fiesta de nuestra patrona La Virgen de Coromoto. Fueron muchas las celebraciones multitudinarias que se organizaron en su honor en la ciudad de Guanare, en Caracas, y en otras ciudades del país y del mundo (nos llegaron noticias de misas celebradas en Australia, Boston, Colombia, Madrid, México, Roma, etc.).

Aquí en Caracas las parroquias (aún siendo día jueves) estaban llenas de fieles que quisieron celebrar ¡por todo lo alto! la fiesta de esta Virgen tan amada que vino a nuestras tierras, y se apareció en el seno de una familia indígena, para traer a todos los venezolanos de esa época un mensaje de conversión y de reconciliación.

En la homilía de la misa, a la que yo asistí, escuchamos unas palabras preciosas por parte del sacerdote.

Como en estos últimos meses la situación del país ha sido muy crítica y muchas familias se han planteado irse de su Patria, el padre nos dijo lo siguiente: “Acuérdense de algo: la Virgen no está haciendo ninguna maleta en Venezuela porque Ella se está quedando con nosotros para ayudarnos y se quedará con nosotros siempre”.

Todos en esa iglesia sonreímos de oreja a oreja cuando el sacerdote nos dijo esas palabras.

Y es que para los venezolanos el hecho de sabernos hijos de Dios, y que tenemos una Madre maravillosa en el Cielo que nos protege de todo mal, ha sido uno de los pilares fundamentales para sostenernos, con esperanza y alegría, en la lucha incansable por lograr que la Verdad, la Libertad, la Justicia y la Paz reinen en nuestra patria.

Cada día la devoción a Nuestra Patrona la Virgen de Coromoto en Venezuela, y en Caracas, es más grande. Quienes han venido a nuestro país se dan cuenta, inmediatamente, que somos un país mariano por excelencia. En cada esquina hay una imagen de la Virgen. En cada autobús vemos una Virgen del Valle, o de la Chinita, o de la Pastora, etc. Y de un tiempo para acá la Virgen de Coromoto se ha convertido en una patrona muy amada, muy venerada y ¡muy rezada!

¡Virgencita de Coromoto, tus hijos venezolanos te queremos demasiado! ¡No permitas que más inocentes sufran las consecuencias de tanta corrupción, de tanta injusticia! ¡No permitas que el odio entre en nuestros corazones! ¡Ayúdanos a rezar por la conversión de los corruptos! ¡Ayúdanos a trabajar por la extensión de la palabra de tu amado hijo Jesucristo en todos los rincones del país! ¡Renueva la fe en toda la extensión de nuestra patria! ¡Que todos los venezolanos nos acerquemos a recibir los sacramentos que tu amado hijo nos dejó: el Bautismo, la Comunión, la Confesión, la Confirmación, el Matrimonio…! ¡Ayúdanos a ser cada día mejores cristianos, aún en las peores circunstancias que podamos estar viviendo! ¡Ayúdanos a ser reconciliadores y sembradores de paz, alegría y esperanza en todo momento! ¡E incansables luchadores para que la Verdad, la Libertad, la Justicia y la Paz brillen en nuestra Patria!

¡Gracias mamá Coromoto por no estar pensando en hacer maletas! ¡Tú sabes que tienes que estar con tus hijos venezolanos hasta siempre, hasta siempre…! ¡Tú sabes que somos muchos quienes nos quedaremos a sembrar la buena nueva en nuestro país y contamos contigo! ¡Y sabemos que nunca ¡nunca! nos vas a abandonar! ¡Bendícenos desde el Cielo, protege a nuestras familias y dile a Papá Dios que nos de mucha fortaleza, y que nos ayude a ser siempre muy fieles en estos momentos tan difíciles para todos quienes estamos aquí!