La gota que derramará el vaso, @dimitrybelov


Por Dimitri Belov, 28/09/2014

Traté de no hacerlo durante muchas semanas. Pero, ante tanto abuso de poder, es deber levantar la voz y llevar a cabo las denuncias respectivas. Hay que evitar cualquier daño mayor, como los ocurridos en Febrero, luego del anuncio del contra ataque fulminante realizado por el gobernador carabobeño y que dejó los conocidos saldos fatales en nuestro estado.

Desde hace un par de semanas, en la gobernación de Carabobo, se comenzó una campaña de señalamientos contra activistas civiles de cada uno de los municipios del estado. En un programa radial que conduce el propio gobernador, denominado “hablado de poder” (aunque debería llamarse “Abusando del poder”) utilizando artilugios tecnológicos, muestran grabaciones a conversaciones obtenidas de manera ilegal, sin que la Fiscalía del Ministerio Público se pronuncie al respecto ni mucho menos hayan solicitado contra el gobernador un antejuicio de mérito por tales delitos. No contentos con esto, manipulan esas conversaciones, cortando y pegando su contenido para cambiar el verdadero contexto de las mismas.

A través de este método, el ejecutivo regional intenta comprometer a un grupo de jóvenes acusándolos de mantener una agenda violenta que dista mucho a la que en realidad se está llevando a cabo. ¿Qué se teje desde el espacio radial “hablando de poder” que lleva a cabo el gobernador? Justamente eso, mantener el poder, es lo único que realmente los mueve, porque el que usted señora o señor, vivan bien, ciertamente y de manera confesa, al régimen actual y sus colaboradores poco o nada les importa.

Al grupo de muchachos, que el gobernador denuncia, en lo que si están comprometidos es en cambiar este sistema nefasto. Para ello llevan a cabo charlas, asambleas, volanteo, limpiezas de espacios públicos, murales, actividades de denuncias, actividades culturales, marchas, foros y noches de cine en las calles de cara a la gente. El fin de todas estas actividades no es otro que sensibilizar a la población venezolana en torno a la gravedad de los problemas que hoy padecemos todos por igual, y la concientización de las comunidades respecto a los verdaderos causantes de esos problemas, conjuntamente con las propuestas de las posibles soluciones dentro del marco constitucional vigente. ¿Y saben una cosa? Lo están logrando.

¿Y cuál es la respuesta del gobernador del estado Carabobo para estas actividades cívicas? No es otra que criminalizarlas, amenazarlas, reprimirlas, difamarlas, tanto a las actividades como a sus organizadores. Lo realmente grave del asunto es que a raíz de los señalamientos del gobernador, hemos sido gravemente amenazados un grupo de activistas por parte de personas claramente identificadas con el PSUV en los diferentes municipios del estado, por lo que en los próximos días se realizarán las denuncias respectivas, aunque las instituciones no gocen de la legitimidad ni de la credibilidad necesaria, es prudente sentar el precedente de quien tiene la responsabilidad en caso de que lleguen a materializar sus amenazas.

La violencia que inventa el gobernador obedece al miedo que le producen las legítimas protestas, cada vez mayores, de esa gente que antes lo respaldaba. Necesita fabricar culpables a un posible estallido social, cuando los verdaderos culpables son quienes con sus políticas de miseria provocaron la escasez de medicinas, la escasez de alimentos, el pésimo servicio de gas, el déficit habitacional, la falta de materiales de construcción, la contaminación del agua, los apagones… entre otros. Deje a los muchachos en paz Gobernador, pues su pésima gestión, su soberbia y el apego a un sistema fracasado, será las gotas que derramarán este vaso.