Cleptomanía (o un microrrelato sobre esta España nuestra)

Douglas Fairbanks en El ladrón de Bagdad (Raoul Walsh, 1924)
CLEPTOMANÍA
...
Desde que aprendí el significado de la palabra, no lo oculto: mi hijo es cleptómano. Haber reconocido la enfermedad me ha eximido de culpa y ya no me mortifico con su educación, que, pese a todo, ha sido esmerada y eficaz. Que mi hijo robe no me preocupa; lo que me irrita es no poder exhibir yo, cuando la policía me detiene en flagrante oficio, un certificado médico semejante.