Solidaridad con el pueblo palestino, fin de la impunidad israelí

Comunicado de Izquierda Anticapitalista

Desde el anuncio por la Autoridad Palestina de su intención de constituir un gobierno de unidad nacional con Hamas, Israel ha puesto todo su empeño en socavar la reconciliación intra-palestina y reunificación política de Gaza y Cisjordania. Ha anunciado la construcción de más colonias israelíes en Cisjordania y en Jerusalén Este ocupada, y ha incrementado sus ataques contra la población palestina.
El pasado 12 de junio, estos ataques se intensificaron tras la desaparición de 3 colonos israelíes menores de edad, cuyos cuerpos fueron hallados 18 días más tarde al lado de la colonia israelí de Gush Etzion y cerca de la ciudad palestina de Hebrón.

Solamente desde el inicio de la búsqueda, el Ejército israelí ha asesinado a 13 civiles palestinos, de los cuales 2 eran menores de edad, y ha herido a 90 personas, incluyendo 16 menores y 3 periodistas. Ha realizado 190 incursiones en ciudades, pueblos y campos de refugiados palestinos, y ha asaltado casas, instituciones, universidades y sedes de ONG y revistas. Israel, ha destruido las casas familiares de los dos palestinos acusados del triple crimen a pesar de que no se ha demostrado la autoría de los sospechosos y de que sus familiares no han cometido delito alguno.

Israel no solamente se ha negado a liberar a los presos en detención administrativa en huelga de hambre, sino que ha aprovechado la desaparición de tres jóvenes colonos para encarcelar a más de 500 palestinos en toda Cisjordania. Además, como viene siendo costumbre, ha sometido a la Franja de Gaza a cerca de 100 bombardeos. En estos ataques aéreos, además de las pérdidas en vidas, se han registrado daños materiales importantes, incluso en una clínica de la UNRWA.

Mientras los discursos que animan a las represalias se extienden entre la derecha israelí, Netanyahu anunció que Israel le haría pagar un alto precio a Hamas, al que acusa de estar detrás del secuestro, responsabilidad que este partido ha negado rotundamente. También se han multiplicado los llamamientos a la venganza al grito de “muerte a los árabes” en las calles de Jerusalén y los ataques violentos de colonos contra palestinos. En la madrugada del 2 de julio, el secuestro en Shuafat y consiguiente asesinato por unos colonos israelíes del joven Mohammed Abu Khader, palestino de 15 años, ha sembrado el pánico entre la población palestina indefensa ante el sistema que les discrimina y oprime.

Acostumbrado a quedar impune por sus crímenes de guerra contra el pueblo palestino, el gobierno de Israel tampoco parece asumir la responsabilidad que le corresponde en la muerte de los tres menores israelíes al ser el arquitecto de la política colonial que utiliza a civiles israelíes como instrumento de anexión territorial. El trasvase de población civil israelí a los territorios ocupados constituye un crimen de guerra según la IV Convención de Ginebra y ha sido condenado por el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya el 9 de julio 2004.

Hoy se cumplen 10 años de la opinión consultiva emitida por este tribunal internacional con respecto de la legalidad del Muro de Anexión y Apartheid construido por Israel. En esta ella, el Tribunal ordenó a Israel desmantelar el Muro así como las colonias construidas ilegalmente, restituir las tierras anexionadas y reparar a los palestinos y palestinas por los daños causados. A la comunidad internacional, exigió que no reconociera ni prestara ayuda o asistencia a la construcción y mantenimiento del Muro y las colonias. Instaba también que los países de la ONU actuaran para poner fin a la situación creada por dichas infraestructuras.

10 años más tarde, de nuevo exigir el cumplimiento de esta sentencia histórica, la suspensión del acuerdo de asociación entre la UE e Israel y la cancelación de todo tipo de cooperación militar y policial con Israel. Además, pedimos que las empresas españolas, como ADIF que alquila tiendas en las estaciones ferroviarias a la empresa israelí de cosméticos Premier, dejen de comerciar o invertir en las colonias israelíes.

ROMPAMOS EL MURO DEL SILENCIO Y DE LA IMPUNIDAD.
SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO, FIN DE LA IMPUNIDAD ISRAELÍ,
CUMPLIMIENTO DE LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE LA HAYA.
 
#YoNOComproApartheid