La UGT y su posicionamiento sobre la extracción de hidrocarburos con técnicas no convencionales.


Carteles de una de las manifestaciones
Por Borja Castroviejo

La federación regional del   sindicato UGT en Burgos multiplica sus esfuerzos y al parecer también sus intereses en defensa de la contaminación de las aguas, la destrucción del territorio y la búsqueda de empleo que sirva de enriquecimiento a los poderosos capitalistas, organizando unas jornadas tituladas; Explorar para conocer, conocer para decidir. Si ya cerró filas en favor de Nuclenor y apostó por mantener abierta la caduca central nuclear de Garoña, ahora se sirve de otra copa que contiene impredecibles consecuencias para nuestra salud y nuestro entorno, ofrecidas por las multinacionales en connivencia con el Gobierno central y también el Gobierno autonómico de Castilla y León. El sindicato pretende convertir estas jornadas en un acto dónde los distintos actores descubren el pastel, pero obvia, que ya exiten razones documentadas, para posicionarse en contra de la extracción de hidrocarburos mediante técnicas no convencionales. 

 La UGT dice necesitar de la opinión de expertos para poder posicionarse sobre las ventajas y desventajas de la fractura hidráulica y para tal situación organiza unas jornadas en la Universidad de Burgos, invitando a dicho evento, a ciertos ponentes con dudosos intereses ambientales.
Si los grandes representantes de este sindicato necesitan tener una opinión certera, porqué no se reúnen con las asambleas contra la fractura hidráulica. Son numerosos los estudios técnicos, ambientales y económicos que avalan la tesis del movimiento ecologista y que dictaminan que la fractura hidráulica es perjudicial para el sostenimiento de la vida en nuestro entorno.

 Con jornadas o sin jornadas los poderosos de UGT ya están convencidos de las bondades de la extracción del gas no convencional. Ahora toca mover ficha a las trabajadoras y trabajadores que en su búsqueda de empleos de calidad, deberán encontrar cauces de entendimiento con el movimiento ecologista, para revertir esta situación de despropósitos  contra el medio ambiente y la salud, al tiempo que continúan su camino al margen de unas cúpulas sindicales cada día más desorientadas.