Jornadas "Verdad, Justicia y Reparación de las víctimas del franquismo" Burgos Abril 2014



    
     Todas las guerras tienen sus símbolos e imágenes que han quedado  imborrables en la memoria de la historia. El bombardeo de Gernika y la matanza de Badajoz, fueron unos de los máximos exponentes que periodistas plasmaron en imágenes y grabaciones que dieron la vuelta al mundo, mostrando la verdadera cara del fascismo.(1)
      Los aviones nazis que arrasaron la población civil de Gernika salieron del aeródromo de Villafría y siendo por entonces teniente coronel Juan Yagüe Blanco fue el primero en sublevarse el 17 de julio en Melilla con los legionarios y regulares, dirigiendo las columnas que mataron, durante los primeros días del golpe de estado, a miles de personas en Andalucía y Extremadura a la vez que se encargó de la represión en Barcelona una vez tomada. Más tarde ascendido a Capitán General de la VI Región Militar con sede en Burgos por la  dictadura franquista, fue nombrado hijo adoptivo y medalla de oro de Burgos, el más alto reconocimiento del ayuntamiento.

      En pleno siglo XXI, la figura de Yagüe sigue presente. Y esta historia sigue negando la verdad constatada por periodistas e historiadores : en el Museo del Ejército, Acuertalamiento Diego Porcelos, e incluso en su pueblo natal San Leonardo (Soria) había exhibida una imagen suya, en Burgos en la plaza San Juan Bautista con un cartel explicativo junto al busto, ..”ejemplo de militar, obediencia y disciplina...”, “...piadoso en la victoria”,  “...participó en el primer puente aéreo de la historia militar”, “...inició con una reducida columna un victorioso avance..”, “sus tropas liberarían Barcelona”.
Yagüe no fue un ejemplo de militar obediente, ya que se sumó al golpe de estado contra el Gobierno de la República, al que debía lealtad.
Tampoco fue piadoso en la victoria : solo en Badajoz, a pregunta del periodista Mario Neves, de los rumores de cerca de 2000 fusilamientos, de los 3000 prisioneros reconocidos por Yagüe, éste respondió: 
“-No serán tantos”.(2) Pero incluso cuando el periodista del New York Herald Tribune, John Whitaker, le preguntó por los fusilamientos, no dudó en afirmar la masacre del 10% de la población, “-Por supuesto que los matamos. ¿Qué esperaba usted? ¿Que iba a llevar 4000 prisioneros rojos conmigo, teniendo mi columna que avanzar contrarreloj? ¿O iba a soltarlos en la retaguardia y dejar que Badajoz fuera roja otra vez?”(3)
Incluso el mismo día de la matanza de Badajoz, desde la Comandancia Militar, dejó claro que mataría a quien se le enfrentara democráticamente;
“Queda prohibido terminantemente el derecho a la huelga. Serán juzgados en juicio sumarísimo y pasados por las armas los directivos de los Sindicatos cuyas organizaciones vayan a la huelga, o no se reintegren al trabajo...” (4)
 
Otra de las actividades convocadas
Sí participó en el puente aéreo, lo que no citan, es que este primer puente aéreo de la historia estaba compuesto por aviones de Hitler y Mussolini. Y su “reducida columna” estaba compuesta por un experimentado y armado ejército, legionarios y regulares marroquíes, conocidos ya de antes de la Guerra Civil por sus atrocidades en la guerra colonial del Rif. Que desde el museo de Ministerio de Defensa se continúe usando el término de “cruzada de liberación” o “liberación”, es una justificación del fascismo y del golpe de estado.

      Yagüe, virrey de Burgos, en una década que no dudamos en calificar de ominosa (1943-1952). 
El tan extendido dicho de que Burgos era una ciudad de curas y militares es cierto sólo a medias, también lo era de familiares de presas y presos republicanos y antifascistas, de cientos de exiliados internos y de innumerables fosas comunes bajo nuestros pies.

  El que tantas cosas hizo por Burgos”:  Hizo, con fondos donados por los burgaleses, la barriada que todavía lleva su nombre, de casas "baratas”, cerca de la cárcel y lejos del centro de la ciudad, no fuera a ser que los obreros quisieran codearse en el Espolón con las distinguidas señoritas de la Sección Femenina o los suboficiales  de reenganche. Este barrio fue construido bajo el estilo autárquico del fascismo, aislar la comunicación de los obreros y la autosufiencia alimentaria.

También hizo la gran metrópoli militar, el West Point celtibérico, el Plan de Urbanización de Burgos, redactado por Paz Maroto (1943), refleja un diseño urbanístico donde la presencia militar juega un papel destacado en el trazado urbano con su Academia de Ingenieros y su Ciudad Deportiva militar –estrangulando el acceso de Gamonal a Fuentes Blancas– , el nuevo edificio del Gobierno Militar, la Residencia de Oficiales, la 2ª fase de la barriada militar, el cuartel de Tropas de Sanidad, la ampliación del aeródromo y de los viejos cuarteles de la calle  Calzadas..., todo ello en buena medida a costa de las arcas municipales, que luego no tenían dinero para pavimentar  calles, sanear barrios o atender el hambre y enfermedades reinantes en las barriadas periféricas.(5)
        El ejército español mantenía hasta hace pocos años  más de dos millones y medio de metros cuadrados de instalaciones. Progresivamente y de acuerdo a nuevos criterios de “modernización” el Ministerio de Defensa, desde 1995, decide ir vendiendo buena parte de esos terrenos al Ayuntamiento de Burgos. El poder del General Yagüe en los años 40 era tal que obtiene terrenos públicos para instalaciones militares y décadas después pasarían a empresas privadas. Mientras, el problema de la vivienda atacó a las economías familiares burgalesas que tienen que comprar su casa en el que era, uno de los mercados inmobiliarios más caros del Estado Español junto con Madrid, Barcelona o San Sebastián.
      Recientemente el informe del Grupo de Trabajo de la ONU sobre las desapariciones es demoledor. Pidió al Estado Español que dejara de usar la Ley de Amnistía de 1977 como excusa para no investigar las desapariciones forzadas del franquismo y reclamó una investigación de oficio "exhaustiva e imparcial" que culminara con graves condenas a los responsables de esos delitos, así como la reparación y rehabilitación adecuadas de las víctimas.
La lucha por la recuperación de la memoria histórica de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, es más necesario que nunca. Es injustificable que el Estado y las diferentes
Administraciones Públicas, no establezcan los mecanismos necesarios para que se cumplan las recomendaciones de la ONU. No podemos pasar página a los crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura, sin reconocer a las víctimas. Debemos exigir la
verdad, la reparación y la justicia.
   Pedimos al Ayuntamiento de Burgos:
-Que retire la condición de hijo adoptivo y la medalla de oro (1945) a Juan Yagüe Blanco. 
-Retire su monolito en la Plaza San Juan Bautista y proceda a cambiar de nombre al Barrio. 
Retirada  también de las medallas de oro a Francisco Franco Bahamonde (1937), Fidel Dávila Arrondo (1939) y Luis Carrero Blanco (1974). 
- Que colabore con las organizaciones que trabajan en la recuperación de la memoria histórica de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo en Burgos.
   Pedimos al Ministerio de Defensa:
- Que retire todos los textos y placas del Museo del Ejercito del Acuertalamiento Diego Porcelos, que será trasladado próximamente a Capitanía, porque ensalzan al Golpe de Estado del 1936. Retirando las distintas imágenes de los golpistas, símbolos y medallas nazis.
- Así como citar a los distintos militares leales a la República que fueron fusilados en Burgos.
 PLATAFORMA BADAJOZ 1936 BURGOS   
 1- Documental del canal historia, declaraciones de René Brut. (http://www.youtube.com/watch?v=BKzFLsHLmoo)
2- Portada del Diario de Lisboa, 15 de agosto de 1936.
3- John T. Whitaker, We cannot escape history, Macmillan, New York, 1943, pág. 113.  4- Boletín oficial extraordinario de la provincia de Badajoz, 14 de agosto de 1936.
5- Artículo del historiador Luis Castro Berrojo, Burgos Dijital 30 de enero de 2014.









                           Actividades y agenda de las
 “Jornadas  VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN de las víctimas del Franquismo”

Exposición  del 1 de abril al 24, en el Espacio Tangente de 18:30 h a 21:30 h. Titulada "Marcos con eme de Memoria", del artista, Javi Larrauri.
Se inaugurará el 1 de abril a las 20 horas con un recital de poemas, “Decidme cómo es un árbol”.

- Charla:La charla el viernes 11 de abril a las 20 horas. Salón de los Sindicatos (calle San Pablo), sobre el estudio de las consecuencias de las prácticas represivas en Extremadura, así como los archivos y gestión de Yagüe en Burgos.
Luis Castro Berrojo, historiador.
Candela Chaves Palacios, Doctora en Historia por la Universidad de Extremadura.     
Javier Martín  Bastos, Doctor en Historia por la Universidad de Extremadura.

- Proyección documental “La calle del general”, sábado 12 de abril a las 20 horas. Espacio Tangente. Breve charla con los directores del documental Miguel A. Jiménez y Itziar Egaña.

Acto homenaje y concentración el lunes 14 de abril, en la Plaza de la Libertad, a las 20 horas.