DOMINGO DE RAMOS // Palmas y olivos

                                Como Jerusalén con su traje festivo,
                                vestida de palmeras, coronada de olivos,
                                viene la cristiandad en son de romería
                                a inaugurar tu Pascua con cantos de alegría.

                                Ibas como va el sol a un ocaso de gloria;
                                cantaban ya tu muerte al cantar tu victoria,
                                pero tú eres el Rey, el Señor, el Dios Fuerte,
                                la vida que renace del fondo de la muerte.

                                Tú que amas a Israel y bendices sus cantos,
                                complácete en nosotros, el pueblo de los santos;
                                Dios de toda bondad, que acoges en tu seno
                                cuanto hay entre los hombres, sencillamente bueno.
(Liturgia occidental)