EL QUE QUIERA...

El que quiera...
Jesús no impone, no exige, 
simplemente, propone un camino a quien quiera. 
Si te decides, no dudes en seguirle. 
¡Ah! No te olvides de llevar tu cruz, la de cada día. 
Y tampoco olvides "dónde" está ÉL: 
"CLAVADO EN UNA CRUZ"