Carnaval en Burgos: Dos peligrosos "Gamonaltarras"dentificados

En viernes de carnaval 4 dotaciones de la Policía Nacional procedieron a identificar y requisar el disfraz y complementos carnavaleros de dos jóvenes que según la policía podrían haber incurrido en un delito de “enaltecimiento del terrorismo”.

Su delito, según se ha publicado y comentado: disfrazarse en carnaval de supuestos miembros de la organización ETA con dos chándales negros (distintivo típico para referirse a la gente del barrio de Gamonal) autodenominarse como “Aberchandal”, dos boinas, dos capuchones blancos (en la última aparición pública los etarras iban con pasamontañas negros sin txapelas), una especie de escudo que ponía con la serpiente “Pinchos y tapas”, un cartel de “Gamonal presoak etxera” con el mapa de Burgos ( a nadie se detiene con el “Euskal Herria Presoak Etxera”) y unos panfletos en que entre otras cosas reivindicaban contra cuestiones tradicionalistas.

Para Izquierda Anticapitalista esa actuación policial desmesurada muestra el nerviosismo del PP ante la crítica, llegando a propasarse ante lo que es la típica ironía carnavalera, donde las personas se disfrazan, bien según sus gustos, bien resaltando la ironía y el sarcasmo sobre acontecimientos que se han dado en la sociedad y en el entramado político.

Este disparate nos lleva de nuevo a creer que el PP , además de carecer por completo de sentido del humor, no admite la crítica más allá de lo que ell@s consideran correcto, adecuado y conveniente. Les remitimos desde IA a que sepan qué es el carnaval o qué significa disfrazarse... y muestren un mayor grado de tolerancia, diversión y libertad ante las críticas.

Años han pasado del 23-F de 1.981 y todavía encontramos “Tejeros”. Vemos carrozas y disfraces con claras identificaciones de personajes públicos o presuntos delincuentes. Vemos personas disfrazadas de curas, monjas, policías, guardias civiles o santos. Y a la autoridad pública no se le ocurre detenerlos, o identificarlos, ni requisarles los disfraces.

La moral del PP es tener una población domesticada, donde de forma satírica o burlesca no se ridiculice la vida política o social o se haga chanza de personajes públicos que al PP no le interesa. Justo todo lo contrario de lo que es el espíritu y forma del carnaval.

Desde IA esperamos y pedimos que a l@s jóvenes identificad@s no se les acuse de ningún delito y les prestaremos todo nuestro apoyo político si tal ocurriera.Tan solo satirizaban un hecho grave que se ha dado en la ciudad en recientes fechas.