Un minuto para la reflexión: SUEÑA

                                  Sueña, que no es malo soñar.
                                  En sueños habló Dios muchas veces al hombre.
                                  Así está escrito.
                                  Sueña.
                                  Pero has de seguir, cuando despiertes,
                                  llamando al sueño, sueño,
                                  aunque puedas hacerlo realidad.
                                           Sueña, pues.

                                  Dijo el poeta: “SOÑAR ES VER” 
                                          Y... ¡quién sabe qué ventanas
                                          que dan al Infinito, nos abren los ensueños!....
                                                                                                                                                                           (Retrasmisión de la Cope)