MANUEL GARCÍA SICHES, EL OLVIDADO INVENTOR DEL LARINGOSCOPIO.

Desde que en el año 1855 el madrileño Manuel García diera a conocer su laringoscopio en la Royal Society of London del Reino Unido, este inventor ha pasado en múltiples ocasiones de los frenéticos homenajes al más contumaz de los olvidos. 

Fuente: Johnsingersargent.org
Retrato de Manuel García Siches pintado por John Singer Sargent (1905). 

Manuel Patricio Vicente Rodríguez Siches, que cambió su primer apellido por el de García, nació el día 17 de marzo de 1805 en una casa de la calle del Limón Baja o del Limoncillo (hoy travesía del Reloj) que hacía esquina con la calle de la Puebla Nueva (hoy llamada de Fomento). El inmueble, aún existente, no sólo ha visto variar los nombres de las calles que lo acogen, sino también la ubicación del portal que le daba acceso (en 1805 la entrada de la finca se situaba en el número 19 de la calle del Limón Baja y hoy se accede a la misma por el portal número 35 de la calle de Fomento). 

Fuente: Foto izquierda B.N.E. (1921). Foto derecha M.R.Giménez (2014).
Edificio de la calle de Fomento, esquina a la travesía del Reloj, donde nació el inventor del laringoscopio. En la fotografía de la izquierda aún no se había puesto la placa dedicada a Manuel García.

Toda la familia de Manuel García (Rodríguez) Siches se dedicaba a la ópera, viajando continuamente por Europa y América. Su padre fue el brillante tenor conocido con el nombre de Manuel del Populo Vicente García (Manuel Rodríguez Aguilar) que también ejercía como notable y férreo maestro de canto, compositor y empresario artístico. Su madre, Joaquina Siches, sería conocida en el mundo operístico por su segundo apellido, “La Briones”. María Felicia García “La Malibrán” y Micaela Paulina García “La Viardot” fueron sus hermanas, igualmente dedicadas al canto como mezzosoprano y soprano, respectivamente.

Manuel García estudió armonía en París y residió con su familia en varias ciudades europeas, en Estados Unidos y en Méjico, debutando como barítono en la ciudad de Nueva York en el año 1825. Las malas críticas recibidas por su apagada y desagradable voz le hicieron desistir de su carrera operística para dedicarse a la enseñanza del canto, alistándose en el año 1830 en el Ejército Expedicionario Francés, donde comenzaría sus estudios anatomofisiológicos de la laringe. Compaginó su aprendizaje con la publicación de varios volúmenes sobre la enseñanza del canto, técnica aprendida de su padre, que servirían como manuales a los profesores especializados en diversas partes del mundo. En España no se editarían hasta un siglo después de su aparición.

Fotografía: M.R.Giménez (2014)
Placa de 1924, con el anexo inferior de 1955, en la travesía del Reloj, en la actualidad.

Desde la década de los años cuarenta del siglo XIX Manuel García residió en París y en Inglaterra, siendo nombrado profesor de la Royal Academy of Music y del Royal College of Music de Londres. Fue en esta ciudad donde concebiría la idea de observar el funcionamiento de la laringe durante el momento en que se emiten los sonidos; para ello proyectó, con la ayuda de un espejo de dentista con el mango más largo y ayudado por otro que recibiría la luz natural, el primer rudimento de laringoscopio con el que poder observar el funcionamiento de ese conducto y de la parte superior de la tráquea en personas vivas. Para evitar el empañamiento de los espejos de antemano eran sumergidos en agua caliente.

Fuente: “Manuel García, profesor de canto e inventor del laringoscopio y precursor de la laringoscopia (1805-1906)”. A. Pérez de Urbina, A. Pérez Trullén
Laringoscopio original del profesor Manuel García Siches.

Hasta 1855, año en que el profesor Manuel García presentó su invento en la Royal Society, las afecciones de la laringe únicamente se detectaban mediante el tacto digital. El carácter tranquilo y metódico de García le propició continuar con el perfeccionamiento de su laringoscopio que hasta el año 1857 no sería reconocido con el interés debido, ya que el uso de la luz del sol como único foco para la visualización hizo desestimar el proyecto en varias ocasiones (el reflejo del sol podía producir quemaduras al paciente o la ausencia de luz natural imposibilitaba la realización de la prueba). Posteriormente el médico alemán Johann Nepomuk Czermak (1828-1873) tomaría en consideración el laringoscopio de Manuel García, perfeccionando el sistema para la utilización de luz artificial y su reflejo en un espejo oftálmico perforado en su centro. El invento y la laringoscopia (examen interior de la laringe) obtendrían el éxito reconocido a nivel mundial a partir de entonces. Hasta el año 1862 esta técnica no sería introducida en España. 

A partir de la década de los años 70 del siglo XIX diversas universidades, asociaciones médicas y multitud de prestigiosos doctores especialistas en las enfermedades de garganta, reconocieron al profesor de canto Manuel García Siches la importancia de su aportación a la ciencia. 

En el año 1895, a los noventa años de edad, Manuel García se jubilaba de su labor docente en la ciudad de Londres, donde fallecería once años después en pleno uso de sus facultades.

Más no será hasta el día 13 de abril de 1924 la fecha en que se le rinde homenaje en España. Ese lunes, a las cuatro de la tarde, se descubrió la placa existente hoy en la travesía del Reloj, esquina a la calle de Fomento de Madrid, obra del escultor Rafael Vela del Castillo. En ella se representa el busto de “Manuel García, inventor del laringoscopio” copiado del cuadro que John Singer Argent, destacado retratista estadounidense, que se pintó con motivo del centésimo aniversario del inventor. 

Fuente: ABC (1924).
Aspecto de la placa original, sin el añadido del año 1955.

Tres décadas después, en el año 1955, al cumplirse el centenario de la Sociedad Española de Otorrinolaringología se añadió a la placa ya existente, tapando su remate original, un modesto rótulo para recordar los cien años del descubrimiento del laringoscopio.



Fuentes:

Hemeroteca B.N.E.
Hemeroteca del ABC.
Memoriademadrid.es
Johnsingerargent.org
Es.wikipedia.org
Revistadepatologiarespiratoria.org
“Manuel García, profesor de canto e inventor del laringoscopio y precursor de la laringoscopia (1805-1906)”.  A. Pérez de Urbina, A. Pérez Trullén