¡BULEVAR NO!, un pueblo dice ¡basta!

Por Mariano González y Oscar JDB @OscarJDomingo

Gamonal de Rio Pico era un pueblo de la provincia de Burgos, hasta que en 1955 se incorporó como barrio de la capital, pasando a denominarse "barrio de Gamonal" (su nombre proviene de  los “gamones”, una planta que se cultivaba como alimento para el ganado en esta zona).

Durante la ultima epoca de la dictadura franquista llega a Burgos la industrialización, que incide mucho en el barrio de Gamonal al estar atravesado por la carretera N-1 que conecta Madrid con Paris. Es en este periodo, las décadas de 1970 y 1980, cuando tiene lugar la gran expansión del barrio (pues es cuando se inica la contrucción de múltiples bloques de viviendas para acoger a la mano de obra que venía del campo para trabajar en la industria).

Como todos los barrios obreros creados durante la expansión industrial, los edificios estánconstruidos muy deprisa y con materiales de baja calidad, a lo que hay que añadir la escasez de zonas verdes. Existe además una  gran densidad de población, con más de 60.000 habitantes de los 180.000 totales que tiene la capital burgalesa, y la crisis esta generando que exista  un alto índice de paro.  
  
Las principales luchas del barrio de Gamonal hay que remontarlas a los años 1978 y 1980, cuando hubo movilizaciones (reprimidadas violentamente) por temas relacionados con la mejora de las líneas
de autobuses así como las subidas de los precios. Más recientemente,tras varios meses de lucha contra la construcción de un aparcamiento subterraneo, el 18 de agosto de 2.005, se produjo  una fuerte movilización que fue reprimida duramente y que sirvió para que el ayuntamiento, ante la presión vecinal, no construyera dicho aparcamiento.

Como hemos visto, fue un barrio obrero y muy poblado el elegido por el gobierno local actual del Partido Popular para construir su proyecto faraónico: El Bulevar de Gamonal. El barrio lo atraviesa la calle Vitoria, con dos carriles de circulación por sentido y mucho tráfico (uno de los ejes vertebradores de Burgos), y el proyecto del PP (que iba a costar cerca de 15 millones de euros en plena crisis) consistía en dejar un solo carril por sentido, especular con la construcción de plazas de garaje a unos 20.000€ cada una (que una población obrera y con mucho paro no podría pagar) y dejar un solo carril por sentido. El proyecto no contaba con el apoyo vecinal.

El miedo a los daños a las viviendas, el gasto enorme que supone una obra que nadie había pedido (además meses antes el gobierno del PP había cerrado una guardería porque abrirla costaba ¡15.000€!), las molestias para el tráfico y el comercio del barrio, la transfomación de un barrio amable y habitable en un espacio frio y "urbanita"... fueron solo algunos de los motivos que crearon la oposición al Bulevar, que primero se dió en forma de 3 manifestaciones con miles de personas, pegadas de carteles, participación reivindicativa en actos populares...

Pero si el barrio de Gamonal, y Burgos con él, saltó a la prensa de todo el mundo por su lucha, fue a raíz de los enfrentamientos directos que comenzaron ya el 8 de enero cuando la empresa elegida
para hacer la obra comenzó a poner las vallas que la delimitarían. Esa noche, docenas de personas tiraron las primeras vallas y comenzaron las carreras con la Policía, las identificaciones y la primera persona (una menor de edad) detenida. La mañana siguiente vería el recrudecimiento de la presencia policial, el apoyo de cientos y miles de personas de todo el barrio y del resto de la ciudad que acudían, y las 3 noches siguientes, duros enfrentamientos callejeros por el barrio entre cientos de antidisturbios venidos de otras ciudades y lxs vecinxs, a la que precedían manifestaciones  con miles de personas (hasta 10.000). Se registraron 46 personas detenidas, cientos de identificaciones y múltiples palizas a manos de los antidisturbios.

La movilización se nutrió no solo de la lucha contra el Bulevar, sino de otros elementos; lucha contra la corrupción, contra el gobierno, en defensa del territorio, contra los recortes sociales y en contra del paro obrero, contra el "capitalismo de amiguetes" y asimiló el descontento de años de la clase obrera y de una juventud sin trabajo, sin hogar, sin dinero, pero... sin miedo a luchar.

Mientras, cientos de personas ocupaban la zona de obras de manera permanente. La solidaridad del barrio y el espíritu combativo fueron enormes y la ocupación policial asfixiante, pero todos los días se realizaban dos asambleas diarias con cientos (las de la mañana) y miles (las de la tarde), y una manifestación que llegaba a la Comisaría a exigir la libertad de lxs detenidxs y al edificio del grupo Promecal (sede del Diario de Burgos) exigiendo el cese de la manipulación periodística de las noticias relativas a nuestra lucha. La primera victoria parcial consistió en una rueda de prensa del Alcalde Lacalle en la que paralizaba las obras durante 20 días para "hablar" con lxs vecinxs.

La lucha no decayó en ningún momento, más bien al contrario, y ayer viernes cerca de 2000 personas bajaron desde Gamonal hasta la Plaza Mayor para "asistir" al Pleno del Ayuntamiento, donde el PP volvió a hacer un ejercicio de prepotencia, chulería y cinismo asegurando, con la mayoría absoluta de la que disponen, que las obras continuarían en unos días. Pero por la tarde, suponemos agobiado por la presión vecinal, anunció el abandono definitivo de su proyecto y que en breve volverían a dejar la calle en su estado actual. El pueblo, el barrio de Gamonal, la clase obrera, ¡habíamos ganado la pelea!

Pero la lucha no ha acabado, porque desde el movimiento vecinal, organizado en Asamblea y comisiones de trabajo, seguimos exigiendo la dimisión del Alcalde, Javier Lacalle, la retirada de las fuerzas antidisturbios, la libertad sin cargos de lxs detenidxs en las protestas de apoyo en otras ciudades y la absolución definitiva de todxs lxs demás.

La lucha no ha hecho más que empezar...