La Dirección Provincial de Educación de Burgos fomenta el abandono escolar

Plataforma Escuela Pública, Laica y Gratuita de Burgos

El Director Provincial de Educación de Burgos, Juan Carlos Rodríguez Santillana, en sus últimas declaraciones públicas el pasado 16 de septiembre en la Cadena Ser, con motivo del inicio del curso escolar en Secundaria, ha vuelto a asombrar e indignar a partes iguales a un buen número de docentes, familias y burgaleses en general.
En su afán de deslegitimar a la Plataforma “Escuela Pública, Laica y Gratuita” de Burgos por sus críticas ante este comienzo de curso, Santillana se dedicó a descalificar sin argumentos a diestro y siniestro. Esto es algo a lo que ya tiene acostumbradas a la Plataforma y a cuantas personas muestran posturas contrarias a las suyas o denuncian la política educativa que está desarrollando la Junta de Castilla y León.
Tanto a la Consejería de Educación como al propio Director Provincial se les llena la boca a la hora de defender la importancia de la Formación Profesional y la necesidad de reconducir al alumnado hacia estos estudios en lugar de que estudien Bachillerato y vayan a la Universidad. Sin embargo, sus actuaciones educativas no se corresponden con sus palabras.
En Burgos, este curso han aumentado las solicitudes de matrícula en la práctica totalidad de Ciclos Formativos y un buen número de estudiantes se han quedado sin plaza. Esto ha sido especialmente grave en los Ciclos de la rama Sanitaria y en el ciclo de Cocina. En concreto, para el Ciclo de Cocina se han presentado 200 solicitudes para las 120 plazas que la Consejería ofertaba. Y esto ocurre a pesar de que, como el mismo Santillana reconoce, la Escuela de Hostelería tiene capacidad para más alumnado. Otro tanto ha ocurrido en la rama sanitaria y en muchas otras más en los que la oferta de plazas ha sido claramente insuficiente.
Lo que resulta indignante es que, en lugar de justificar por qué la Junta de CyL se niega a aumentar la plantilla de profesorado para atender esta demanda, el Director Provincial presuma de no poner más profesorado, porque, según sus palabras, no quiere convertir estos estudios en una “fábrica de parados”. Al parecer, prefiere que todo el alumnado sin plaza se quede en su casa aumentando la cifra de abandono escolar y las listas del paro. No quiere hacer una fábrica de futuros parados y la hace de parados presentes. ¿Es este el presente y el futuro que la Consejería de Educación ofrece a las personas que quieren seguir estudiando?.
Desde la Plataforma Escuela Pública, Laica y Gratuita de Burgos seguimos denunciando los recortes en educación e insistiendo en que hay que invertir todo lo necesario para poder satisfacer la demanda de una población que ve en los estudios la mejor salida para poder superar la situación en que nos ha colocado esta mal llamada crisis económica. En vez de gastarse tanto dinero en campañas publicitarias que nos aseguran que “Castilla y León educa bien”, deberían dotar a todos los centros educativos con el profesorado y los medios económicos necesarios.