Tertulia, poesía y noche sevillana

Tenía yo mis reservas con las tertulias, en la idea de que de literatura solo se habla cuando ella viene (como el cante), no cuando se la llama. Pero he aquí que el pasado viernes aprendí que lo literario también surge si es bueno el merodeo y noble la intención. Fue en la tertulia los Mercuriales, celebrada en el Fogón de Leña de Sevilla, que se trasladó a un viernes para facilitar que tres gaditanos (José Manuel Benítez Ariza, José Miguel Domínguez Leal y el que escribe) pudiésemos asistir. Sobran mis palabras para narrar cuanto allí se dijo y se leyó, porque mejor que nadie lo hace el secretario, Juan Antonio González Romano (léase el acta aquí), pero no son suficientes para expresar el placer del rato compartido con un puñado de amigos y poetas. Un abrazo a todos, Mercuriales, algo Venusinos esta pasada semana bajo la noche primaveral sevillana.