Otro microrrelato médico


UNA ENFERMEDAD CON ALAS

.....Después de escuchar atentamente las correrías del pequeño Edipo, y visto el aleteo persistente en su estómago a través de una ecografía, el médico se quitó las gafas, miró a la madre, luego al niño y luego de nuevo a la madre, y sentenció:
.....- Señora Yocasta, este niño tiene entomofagia galopante. Lo de menos es que haya acabado en una sentada con los panales de abejas de Aristeo y con todas las moscas de la isla del señor Golding. Ni siquiera es grave que se haya zampado de golpe a la hormiga y a la cigarra, ni tampoco al pedante de Pepito Grillo, que bien lo merecía. Lo que sí es preocupante es que cada vez demandará bocados más grandes. Váyase usted, señora Yocasta, y compruebe si tiene algún capullo en su casa. Aún estamos a tiempo.

(Imagen tomada de lacomunidad.elpais.com)