Los fantasmas de internet


Con puntualidad asombrosa, a las 00,00 horas, justo en el gozne del ayer y el hoy y del hoy y el mañana, Matías recibe en su blog el mismo comentario-advertencia de su esposa Adela:
.....- Matías, cuídate de los fantasmas de internet.
Y todas las noches Matías teclea la misma respuesta:
.....- Adela, querida, veo que no has cambiado nada: sigues con las mismas aprensiones que en vida.

(Mimo en La Rambla de Barcelona. Fuente: Silenos)