Estampas de Cabo de Palos: Soles menguados


Soles ya menguados éstos de agosto que se abrazan, resistentes, a los mástiles del verano. El mar, antes terso, se va quebrantando por Poniente. Dice un viejo pescador que el horizonte ha descendido varios palmos en pocos días y que, si elevamos la mirada, podremos ver cómo la cola del ocaso aún serpentea al otro lado.


(Fotografía de Silenos)