Mundo pesante


Atlas soporta el peso del mundo sobre sus hombros, pero no siempre pesa lo mismo. Pesa más el mundo atardecido, cuando el vaso del Océano está colmado y el agua rebosante cae mojando los cabellos del gigante; cuando los bosques, los valles y las montañas duplican el volumen de sus misterios; cuando las vainas vacías de las horas se amontonan por millones en las calles de las ciudades; cuando las promesas de la luz declinan y todo se cubre con una costra cenicienta de decepción. Entonces Atlas ha de esforzarse en sostener la gravedad de los mortales hasta que el sueño nocturno les devuelva la esperanza.






(Atlas de Farnese. Museo Arqueológico Nacional de Nápoles)