Si no es por quejarse...


"Bajo este caparazón la vida transcurre tan despaciosamente," se quejó la tortuga a la polvareda levantada por la liebre.